Confirmado: la humanidad logró cambiar la órbita de una roca espacial

La masa confirma el éxito de la desviación de una roca espacial, DART desvía a Dimorphos

El tiempo que tarda la luna Dimorphos en completar una órbita alrededor de su cuerpo madre se ha acortado ahora en más de media hora.

Hace quince días, la nave espacial DART se estrelló contra la roca espacial Dimorphos, tal como estaba previsto. Aunque esta parte de la misión se declaró pronto exitosa, seguía siendo emocionante saber si se había logrado el objetivo real: cambiar la órbita de la roca espacial. Ahora la NASA viene con buenas noticias. En efecto, parece que Dimorphos necesita ahora menos tiempo para completar una órbita alrededor de su cuerpo madre.

Órbita acortada

Antes del impacto de DART, la pequeña luna Dimorphos completaba una órbita alrededor de su cuerpo madre mayor, Didymos, cada 11 horas y 55 minutos. Pero entonces llegó el DART. Los astrónomos esperaban que al embestir la roca espacial se forzara un pequeño cambio en su velocidad orbital, y, por tanto, en su órbita. Durante las dos últimas semanas, los astrónomos utilizaron sus telescopios para medir el tiempo que Dimorphos tarda en orbitar Didymos tras el impacto de DART. 

Y, tras un análisis exhaustivo, resulta que la humanidad ha logrado alterar deliberadamente la órbita de una roca espacial por primera vez en la historia. En efecto, Dimorphos da la vuelta a Didymos en 11 horas y 23 minutos. Y eso significa que su período orbital se ha acortado en 32 minutos.

El equipo de investigación está satisfecho con el resultado obtenido. Antes de la misión, la NASA había declarado que la misión DART tendría éxito si el período orbital de Dimorphos cambiaba en unos 73 segundos o más. Ahora, los primeros datos muestran que el DART ha superado este límite mínimo en más de 25 veces.

Misión de demostración

Por cierto, podemos tranquilizarte: Didymos no representa actualmente ninguna amenaza para la Tierra. Por ello, la misión de DART no era más que una misión de demostración para comprobar si la “técnica de impacto cinético”, en la que se desvía la dirección de una roca espacial por el impacto, funciona. Aunque no queramos pensar demasiado en ello, podría ocurrir que una roca espacial estuviera inesperadamente en curso de colisión con la Tierra en el futuro. Y luego, por supuesto, tendríamos que saber cómo hacer frente a esos peligrosos terremotos que podrían causar daños en nuestro planeta.

Significa que la técnica de impacto cinético probada es probablemente una estrategia que funciona y que podemos utilizar para proteger a la Tierra de un posible impacto futuro de un asteroide. Y eso es una noticia tranquilizadora después de todo. “Todos tenemos la responsabilidad de proteger nuestro planeta”, dice el jefe de la NASA, Bill Nelson. “Después de todo, es el único que tenemos. Esta misión demuestra que la NASA está preparada en caso de que un asteroide se precipite hacia nosotros. Este es un punto de inflexión para la defensa del planeta y de toda la humanidad”.

Nuevos datos, escombros

Los investigadores siguen recogiendo datos cada día con los observatorios terrestres mundiales. Gracias a estas frecuentes observaciones, el período orbital de Dimorphos se afinará aún más. “Además, este flujo de datos puede ayudar a evaluar si una misión como DART podría usarse en el futuro para proteger a la Tierra de una colisión con un asteroide, si alguna vez descubrimos uno que tenga como objetivo la Tierra”, añade la investigadora Lori Glaze.

Además, los investigadores siguen queriendo saber de qué manera rebotaron los desechos en el objeto espacial embestido. Gracias a las imágenes de los telescopios, sabemos que el impacto de DART arrojó al espacio muchas toneladas de escombros. Otros análisis deberían revelar más información sobre este material expulsado. Por ejemplo, los astrónomos querrían saber qué material fue expulsado por la colisión, a qué velocidad se produjo y el tamaño de las partículas de escombros en la nube de polvo en expansión.

El Asteroide Dimorphos deja escombros tras el choque contra DART
Estas imágenes del telescopio espacial Hubble de la NASA del 8 de octubre de 2022 muestran los restos expulsados de la superficie de Dimorphos, unas 285 horas después de que el asteroide fuera golpeado deliberadamente por DART. La forma de la cola brillante de Dimorphos ha cambiado con el tiempo. Los científicos siguen estudiando cómo se mueve este material en el espacio para revelar más secretos sobre el Dimorphos. Imagen: NASA/ESA/STScI/Hubble

Además, los astrónomos también intentan saber más sobre las propiedades físicas de Dimorphos, como por ejemplo de qué material está hecha la roca espacial y cuán fuerte o débil es su superficie. Estas cosas todavía se están investigando.

“DART nos ha proporcionado datos fascinantes, tanto sobre las propiedades de los asteroides como sobre la eficacia de una técnica de impacto cinético para proteger la Tierra”, afirma Nancy Chabot, miembro del equipo DART. “Nuestro equipo sigue trabajando en este rico conjunto de datos para comprender plenamente la primera prueba de defensa planetaria”.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto