El aumento del nivel del mar alcanzó un récord para el 2021

Aumento del nivel del mar en 2021 fue un record

Y no solo el nivel medio del mar a nivel mundial batió todos los récords; la concentración de gases de efecto invernadero y la temperatura y acidez de los océanos también batieron récords.

El calentamiento global no cesa. Así se desprende de un nuevo informe climático de la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Los científicos llegan a la sombría conclusión en el informe de que cuatro de los indicadores más importantes del cambio climático (el aumento del nivel del mar, la concentración de gases de efecto invernadero y la temperatura y la acidez de los océanos) habrían establecido nuevos récords para 2021. Y los culpables somos nosotros.

Océano

El nuevo informe muestra que los océanos se están viendo muy afectados por el cambio climático. Por ejemplo, el nivel medio del mar a nivel mundial batió todos los récords en 2021. Este fue el resultado inevitable de una subida continua del nivel del mar de unos 4,5 mm al año entre 2013 y 2021. Esta rápida subida del nivel del mar (más del doble de lo medido entre 1993 y 2002) se debe principalmente a la desaparición de las capas de hielo. El actual nivel récord del mar tiene importantes consecuencias para los cientos de millones de personas que viven a lo largo de la costa y también aumenta la vulnerabilidad a los ciclones tropicales.

La temperatura y la acidez de los océanos

El año pasado, la temperatura del océano también estuvo por las nubes. La temperatura de los 2000 metros superiores del océano siguió aumentando sin cesar en 2021. Y se espera que los mares sigan calentándose en el futuro; un cambio que se ha vuelto irreversible. Además, el océano tiene una acidez sin precedentes. El océano absorbe alrededor del 23 % del dióxido de carbono emitido por los seres humanos. En el proceso, el agua de mar se acidifica mediante una reacción química con el agua, liberando iones de hidrógeno. La acidificación de los océanos tendrá inicialmente un impacto negativo en los organismos calcificadores, como los corales, los crustáceos y los moluscos, que desempeñan un papel crucial en muchas cadenas alimentarias.

Concentraciones de gases de efecto invernadero

Los autores subrayan que no solo los océanos sufrieron en 2021, sino también la concentración de gases de efecto invernadero, que alcanzó niveles récord. El año pasado la concentración llegó a alcanzar una media de 413,2 partes por millón (ppm). Esto significa que la concentración está nada menos que un 149 % por encima del nivel preindustrial. Además, no parece que las cosas vayan lentamente en la dirección correcta. Por ejemplo, los sensores del Observatorio Mauna Loa de Hawái midieron concentraciones de 416,45 ppm en abril de 2020, 419,05 ppm en abril de 2021 y 420,23 ppm en abril de 2022, lo que demuestra que sigue habiendo una tendencia al alza.

2021 fue cálido

Esta elevada concentración de gases de efecto invernadero contribuyó a que 2021 fuera el quinto año más cálido registrado. La temperatura media mundial en 2021 fue de 1,1 a 1,2 grados centígrados más alta que en el periodo preindustrial entre 1850 y 1900. Además, parece que los siete años más cálidos jamás medidos son también los siete años más recientes. El hecho de que el año pasado no fuera el más cálido registrado se debe principalmente a los efectos de La Niña a principios y finales del año. "Sin embargo, es solo cuestión de tiempo que veamos otro año más cálido", dijo Taalas.

El hecho de que en 2021 se hayan batido otros cuatro récords climáticos es una mala noticia. "Nuestro clima está cambiando ante nuestros ojos", afirma el Secretario General de la OMM, Petteri Taalas. "El calor retenido por los gases de efecto invernadero calentará el planeta durante muchas generaciones. El aumento del nivel del mar y el calentamiento y la acidificación de los océanos continuarán durante cientos de años, a menos que se inventen medios para eliminar el carbono de la atmósfera. De hecho, algunos glaciares ya han alcanzado "el punto de no retorno" y esto tendrá consecuencias a largo plazo para los dos mil millones de personas que ya se enfrentan a la escasez de agua en la actualidad."

Hombre

Según la OMM, no hay dudas sobre el culpable de los registros establecidos observados: el hombre. El hecho de que ahora se hayan vuelto a batir los récords existentes, dicen, es también una clara señal de que las actividades humanas están provocando cambios a escala global; en la tierra, en el océano y en la atmósfera. "Esto tiene consecuencias perjudiciales y duraderas para el desarrollo sostenible y los ecosistemas", escriben.

Consecuencias

El año pasado, las consecuencias del cambio climático también fueron muy notables. Entre otras cosas, se produjeron olas de calor excepcionales en el oeste de América del Norte y alrededor del mar Mediterráneo. Además, las condiciones meteorológicas extremas (la "cara" diaria del cambio climático) causaron cientos de miles de millones de dólares en daños económicos, se cobraron vidas humanas, tuvieron un gran impacto en el bienestar y provocaron inseguridad alimentaria y de agua y desplazamientos. "Las condiciones meteorológicas extremas son las que tienen un impacto más directo en nuestra vida cotidiana", afirma Taalas. "Si invertimos durante años en la preparación para las catástrofes, salvaremos mejor las vidas, aunque las pérdidas económicas sean enormes. Pero hay que hacer mucho más. La sequía que asola el Cuerno de África, las recientes inundaciones mortales en Sudáfrica y el calor extremo en la India y Pakistán lo demuestran. Los sistemas de alerta temprana son cruciales para la adaptación al clima. Desgraciadamente, menos de la mitad de los miembros de la OMM disponen de ellos. Por eso estamos decididos a proporcionar sistemas de alerta a todo el mundo en los próximos cinco años".

El informe de la OMM es otro recordatorio de cómo el cambio climático está ocurriendo ante nuestros ojos. "Al igual que el reciente informe del IPCC, este informe de la OMM confirma que las concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono y las temperaturas del aire siguen aumentando y que los océanos se están calentando y acidificando a medida que aumenta el nivel del mar", afirmó el investigador Pete Strutton, afiliado a la Universidad de Tasmania. "Además, los fenómenos extremos como las sequías, los incendios y las inundaciones están aumentando en frecuencia y gravedad". Por ello, según él y otros expertos, es necesario tomar medidas para reducir el uso de combustibles fósiles. "Deberíamos ver el calentamiento global limitado a 1,5 grados, como en línea con el acuerdo climático de París", dijo el analista principal Tom Mortlock, de la Universidad de Macquarie. "Solo así podremos evitar los peores efectos del cambio climático".

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto