Personas portadoras del gen neandertal pueden necesitar diferentes dosis de medicación

Los portadores de los genes del neandertal requieren distinta dosificación en medicinas

Para ellos, los analgésicos comunes (como el ibuprofeno) y los anticoagulantes, entre otros, tardan mucho más en ser descompuestos por el organismo.

Con los medicamentos, siempre es importante tomar la dosis correcta. A menudo es un asunto muy delicado. Por ejemplo, no siempre se puede dar a un niño la misma cantidad de medicamento que a un adulto. Ahora los investigadores han hecho un notable descubrimiento en un nuevo estudio. Porque los portadores de un determinado gen neandertal también necesitan una dosis ajustada.

Neandertales

Aunque el Homo sapiens es la única especie humana que existe hoy en día, no siempre hemos estado solos. Hace cientos de miles de años compartíamos este planeta con numerosos humanoides. Quizá el más conocido sea el neandertal. Se sabe que este humanoide ya extinto compartía las sábanas con los humanos modernos de vez en cuando y que intercambiaba material genético. Y eso ha dejado su huella en los humanos modernos. Estudios anteriores han demostrado, por ejemplo, que todos los humanos modernos (a excepción de los africanos) albergan algo de ADN neandertal.

COVID-19

Mientras tanto, gracias a los estudios del genoma, cada vez está más claro que los genes que nos legaron los neandertales son a veces una maldición, pero a veces también una bendición. Por ejemplo, un estudio demostró que nos dieron ciertas variantes genéticas que aumentan el riesgo de una forma grave de COVID-19. Al mismo tiempo, los neandertales no solo nos cargaron de genes desagradables. También nos dieron una variante genética protectora, lo que significa que los portadores tienen menos probabilidades de acabar en cuidados intensivos a causa del COVID-19.

Genes heredados

Pero los efectos de los genes neandertales heredados no se limitan al COVID-19. Por ejemplo, se ha demostrado que las mujeres con una determinada variante del gen neandertal son más fértiles y tienen menos abortos. Y ahora los mismos investigadores van un paso más allá. En un nuevo estudio, demuestran que un determinado gen heredado de los neandertales influye en el modo en que se absorben y descomponen (metabolizan) los medicamentos en el organismo.

Enzimas

El hígado contiene ciertas enzimas que convierten los medicamentos en sustancias activas, que luego son absorbidas o descompuestas por el organismo. El cuerpo descompone los medicamentos para protegerse de las sustancias extrañas. Sin embargo, el grado de actividad de estas enzimas varía de una persona a otra. Ahora los investigadores han descubierto una variante genética que hace que las enzimas sean menos eficientes a la hora de descomponer los medicamentos. Otros análisis revelan que esta variante genética fue heredada de los neandertales.

Medicamentos

¿Qué significa esto exactamente? "Así, estas enzimas se encargan de adaptar y descomponer los medicamentos", explica Hugo Zeberg. "Pero cuando se tiene el gen neandertal, los medicamentos se modifican con menos eficacia. Esto hace que en los portadores de esta variante el ibuprofeno tenga una vida media de nueve horas en lugar de dos." Para su imagen, la vida media es el tiempo que tarda el 50 % de un determinado fármaco en descomponerse o eliminarse de forma natural. En resumen, para los portadores del gen neandertal en cuestión, la droga tarda mucho más en salir del cuerpo.

Dosis adaptada

Según los investigadores, esto pone de relieve que los portadores del gen neandertal en cuestión probablemente necesitan una dosis ajustada de un determinado medicamento. Esto se aplica no solo al ibuprofeno o a analgésicos comunes similares, sino también, por ejemplo, al anticoagulante warfarina, al fármaco antiepiléptico fenitoína y a los medicamentos para reducir el colesterol conocidos como estatinas. "En algunos casos, la velocidad de descomposición de los fármacos se reduce hasta en un 70 %", afirma Zeberg.

¿Inquietante?

Esta noticia no es muy alarmante, según Zeberg. "En realidad, hace tiempo que sabemos que las personas reaccionan de forma diferente a los distintos medicamentos", explica. "Cada persona es diferente y, por tanto, necesita dosis diferentes. Además, en la actualidad seguimos encontrando cerca de la mitad del genoma neandertal en las personas. El hecho de que la variante genética en cuestión siga existiendo nos indica que no es malo ser portador de esta variante. De lo contrario, habría desaparecido hace tiempo por selección natural".

Prueba

¿Cómo se sabe si se es o no portador de la variante genética? "Se puede hacer mediante una prueba genética", explica Zeberg. "Algunas de las pruebas disponibles en el mercado pueden detectar la variante genética heredada de los neandertales".

Consecuencias médicas

Aunque es interesante ver que el mestizaje con los neandertales tiene un impacto directo en el funcionamiento de nuestro cuerpo, Zeberg subraya que saber que esta variante genética proviene de los neandertales puede no ser muy relevante para los pacientes y los médicos. "Sin embargo, como investigador que trabaja en la evolución y la medicina, me parece interesante ver que el cruce con los neandertales tiene implicaciones médicas en la actualidad", afirma. "Además, desde un punto de vista puramente médico, es fascinante comprobar que los antepasados desempeñan un papel en la medicina".

Pero el descubrimiento tiene implicaciones particulares para la llamada "medicina de precisión". La medicina de precisión, dentro de la atención sanitaria, significa que el tratamiento médico se adapta a las características individuales de un paciente y se atiende a todos "a medida". La esperanza es que a los pacientes se les prescriban los fármacos en la dosis adecuada, en función de factores genéticos y de otro tipo. Y ahora los investigadores muestran qué gen debe tenerse en cuenta.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto