La nave espacial Starliner de Boeing llegó a la ISS a pesar de un problema con el propulsor

La nave espacial de Starliner de Boeing por fin llegó a la estación espacial internacional a pesar de fallas el el propulsor

Hasta hace poco, solo la empresa espacial SpaceX podía transportar astronautas desde suelo estadounidense a la Estación Espacial Internacional (ISS). Boeing quiere cambiar esto. El jueves pasado, la compañía sometió a su nave espacial Starliner a una prueba: Starliner fue sin tripulación a la ISS. El sábado por la mañana la nave se acopló con éxito a la estación espacial.

El Starliner despegó de Cabo Cañaveral (Florida) el jueves 19 de mayo, a bordo de un cohete Atlas V. Llegó a la ISS casi 24 horas después del lanzamiento. Ahora que la misión de prueba ha tenido éxito, significa el fin del monopolio de SpaceX, que hasta ahora era la única empresa que podía enviar astronautas estadounidenses a la órbita.

Un pasado problemático

La nave Starliner completó su viaje a pesar de los problemas con los propulsores. Dos de los doce propulsores fallaron cuando el Starliner se puso en órbita. Eso no fue un gran problema: los propulsores de reserva permitieron a la nave continuar su viaje.

El sistema está diseñado para depender de las piezas de recambio, dijo el jefe del programa de Boeing, Mark Nappi, en una conferencia de prensa el 19 de mayo. "Ha funcionado como debía. Tenemos un vehículo seguro".

Starliner ha tenido un pasado problemático. En 2019, la nave no logró llegar a la ISS. Un reloj defectuoso provocó entonces que los propulsores del cohete no se acoplaran correctamente tras el momento del despegue. Estaba previsto un nuevo lanzamiento en 2021, pero unas horas antes del lanzamiento se descubrió que las válvulas habían sido dañadas por las condiciones meteorológicas. El lanzamiento se pospuso entonces al 19 de mayo de 2022.

"Llevar una nueva nave al espacio es siempre un reto", afirma la experta espacial Libby Jackson, de la Agencia Espacial Británica. Las empresas espaciales realizan pruebas para detectar posibles problemas. No van a la plataforma de lanzamiento sin asegurarse de que están preparados''.

Vuelos programados

Ahora que el Starliner ha llegado a la ISS, Boeing es la segunda empresa comercial que lleva astronautas estadounidenses al espacio. El primer lanzamiento tripulado de Starliner tendrá lugar este mismo año.

SpaceX llevó por primera vez a dos astronautas a la ISS en mayo de 2020, a bordo de la cápsula Crew Dragon. Desde entonces, ocho astronautas han sido transportados por SpaceX, en otras dos misiones.

En 2018, el cohete ruso Soyuz seguía siendo la única forma de llegar a la ISS. Cuando el cohete presentaba problemas, existía el riesgo de que los astronautas se quedaran temporalmente "atrapados" en la estación espacial. Para la organización espacial estadounidense, la NASA, esta fue una de las razones para dar un impulso al sector espacial comercial: no querían depender completamente de Rusia. La invasión de Ucrania lo hace más relevante que nunca.

Si tienes dos maneras diferentes de llegar al espacio, si hay problemas con alguna de ellas, tienes otra opción [a la que recurrir]", dice Jackson. Es muy importante para garantizar que podamos seguir utilizando la Estación Espacial Internacional de modo segura".

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto