La mayor parte del trabajo infantil se encuentra en la agricultura

El trabajo infantil es una violación de los derechos humanos que perjudica la salud y el desarrollo personal en función de la edad del niño, las actividades que realiza y los riesgos que conlleva, las horas y las condiciones de trabajo. Se da sobre todo en la agricultura, que es uno de los sectores más peligrosos en cuanto a muertes relacionadas con el trabajo, accidentes no mortales y enfermedades profesionales que pueden durar hasta la edad adulta. Los niños corren un riesgo especial, ya que sus cuerpos y mentes aún se están desarrollando y son más vulnerables a los peligros.

De hecho, la participación de los niños en algunas actividades agrícolas no siempre es trabajo infantil, y es importante distinguir entre las tareas ligeras que no perjudican al niño y el trabajo infantil. Las tareas no peligrosas y adecuadas a la edad que no interfieren con la escolarización y el tiempo de ocio pueden ser positivas; contribuyen a la transferencia intergeneracional de habilidades y a la seguridad alimentaria de los niños. Estas tareas también dan lugar a algunos atributos que suelen detectarse en los jóvenes que participan en algunos aspectos del trabajo agrícola, como la mejora de la confianza en sí mismos, la autoestima y las habilidades laborales.

Sin embargo, para casi 100 millones de niñas y niños, su trabajo en la agricultura va más allá de estos límites y se convierte en trabajo infantil que debe ser eliminado. La eliminación del trabajo infantil en la agricultura está interrelacionada con otros problemas de desarrollo. La pobreza es una de las principales causas, junto con el acceso limitado a la educación de calidad y las actitudes tradicionales hacia la participación de los niños en las actividades agrícolas. El trabajo infantil es a menudo una elección entre la vida y la muerte para los niños cuyos padres no pueden mantener a sus familias; perpetúa un ciclo de pobreza.

Cuando los niños se ven obligados a trabajar durante largas horas, no pueden asistir a la escuela o a la formación profesional, lo que les impide obtener una educación que podría ayudarles a salir de la pobreza. Sin educación, es probable que estos niños y niñas sigan siendo pobres. Al perpetuar la pobreza, se socavan los esfuerzos por alcanzar una seguridad alimentaria sostenible y acabar con el hambre. En consecuencia, la pobreza se considera causa y consecuencia en una sola, y hay que romper ese círculo vicioso.

El trabajo infantil es un problema agrícola en todo el mundo que socava la agricultura sostenible y la seguridad alimentaria; no puede eliminarse simplemente prohibiendo la pobreza. Hay que tomar medidas decisivas para garantizar que los niños no tengan que trabajar para complementar los ingresos de sus familias. Lo que incluye la protección de las familias vulnerables, el acceso a los servicios sociales y la creación de un trabajo decente para los que están en edad de trabajar.

Para abordar esta cuestión, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la OIT se centran cada vez más en la lucha contra el trabajo infantil en la agricultura mediante el desarrollo de numerosas iniciativas desde 2007. El Día Mundial contra el Trabajo Infantil (DMTL), que se celebra el 12 de junio, tiene como objetivo concienciar sobre los niños de todo el mundo que trabajan en situaciones de trabajo infantil en la agricultura. Así como sobre la importancia de abordar esta violación de los derechos humanos para lograr la seguridad alimentaria y reducir la pobreza.

El trabajo infantil es un problema de gran magnitud; es difícil eliminarlo por completo, pero no imposible. Las nuevas generaciones tienen derecho a ir a la escuela, a ser protegidas y cuidadas, y a no sufrir ningún tipo de violación ni ser privadas de su infancia. Tienen derecho a ser niños. Si disponemos de mecanismos eficaces, de una gran fuerza de voluntad y todos contribuimos, la eliminación del trabajo infantil está a nuestro alcance.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto