Investigadores encuentran posible evidencia de Aníbal en las ruinas de una casa quemada en los Pirineos

La casa incendiada en el Tossal de Baltarga muestra que el fuego fue tan intenso que la estructura se derrumbó casi de inmediato, dejando a los habitantes sin tiempo para salvar a sus mascotas y objetos de valor.

Científicos han encontrado los restos de una casa incendiada que se alzaba en los Pirineos. Esta casa fue probablemente destruida por los soldados de Aníbal durante su famosa campaña militar en la Segunda Guerra Púnica. Los investigadores creen que el fuego fue tan intenso que la estructura se derrumbó casi de inmediato, dejando a los habitantes sin tiempo para salvar a sus animales y objetos de valor.

Los investigadores examinaron los restos de una casa cerca del yacimiento arqueológico del Tossal de Baltarga. Una de estas casas, el “edificio G”, fue probablemente destruida por un intenso incendio hace 2200 años. Los arqueólogos estiman que el fuego fue tan intenso que la casa se derrumbó casi inmediatamente. Como consecuencia, los habitantes originales del Tossal de Baltarga no tuvieron tiempo de salvar a sus mascotas y objetos de valor.

El científico Oriol Olesti Vila colaboró en la investigación. Según él, “la destrucción de la casa tuvo lugar probablemente hacia finales del siglo III a. C., cuando los Pirineos estaban inmersos en la Segunda Guerra Púnica. Es probable que las tropas de Aníbal pasaran por este lugar. Por tanto, es plausible que la violenta destrucción de este yacimiento estuviera relacionada con la guerra. Hemos encontrado pruebas de que este incendio fue provocado deliberadamente, no solo en el Edificio G, sino también en otros edificios del Tossal de Baltarga”. La investigación se publicó en la revista científica Frontiers in Environmental Archaeology.

Un pendiente de oro hallado

Los científicos examinaron los restos carbonizados de la casa. Basándose en ellos, el ilustrador Francesc Riart encargó una reconstrucción. Esta muestra claramente que el ganado se guardaba en la planta baja, mientras que la familia vivía en el piso de arriba. La planta superior estaba dividida en una cocina y una sala para la producción textil. Estas conclusiones se basan en los frascos encontrados con restos de comida. También hay muchas pruebas del establo de la planta baja: los esqueletos de cuatro ovejas, un caballo y una cabra se encontraron entre los restos del edificio G. Además, se halló un pendiente de oro en un pequeño tarro.

Este último hallazgo es especialmente importante para los científicos. Olesti Vila explica: “Nuestra reconstrucción sugiere que el edificio fue destruido muy rápidamente, por lo que no hubo tiempo de abrir la puerta del establo para que escaparan los animales. Podría tratarse de un incendio local, pero el pendiente de oro escondido cuenta una historia diferente. Esto sugiere que los habitantes del Tossal de Baltarga tenían en cuenta una posible amenaza del exterior, como un ejército enemigo. Además, en el pasado no era habitual tener tantos animales en un pequeño establo, lo que puede indicar que los habitantes estaban preparados para situaciones peligrosas”.

¿Quién era Aníbal?

Aníbal fue un famoso general cartaginés durante la Segunda Guerra Púnica contra Roma (218 - 201 a. C.). Es conocido por su audaz estrategia militar, en la que condujo un ejército de treinta mil soldados, treinta y siete elefantes y quince mil caballos y asnos a través de los Alpes para invadir Italia. Esta extraordinaria marcha se considera una de las mayores hazañas militares de la historia, en la que Aníbal infligió severas derrotas a los romanos y casi consiguió conquistar la propia Roma. En 2016, los científicos descubrieron el posible lugar por el que Aníbal cruzó los Alpes.

Varias tribus locales

Los hallazgos de la investigación son extraordinarios; hasta ahora no se habían encontrado muchas pruebas arqueológicas que pudieran ayudar a trazar mejor la campaña de Aníbal. Una parte importante de la campaña de Aníbal fue su batalla contra varias tribus locales en los Pirineos. Olesti Vila concluye: “Aníbal probablemente luchó contra la tribu Cerretani en esta zona. La evidencia arqueológica del Tossal de Baltarga es probablemente el mejor ejemplo de estos enfrentamientos locales”.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto