La quimioterapia podría combatir el cáncer de forma diferente a lo pensado durante casi 100 años

Después de casi 100 años de uso, se ha descubierto que la quimioterapia no solo mata las células cancerosas a través de la proteína p53, como se pensaba, sino que también puede hacerlo mediante un mecanismo completamente distinto que involucra al gen SLFN11.

Científicos han descubierto una nueva forma en que la quimioterapia puede acabar combatiendo las células cancerosas. Y el inesperado hallazgo también podría ayudar a explicar por qué la quimioterapia no siempre parece funcionar.

La quimioterapia es un tratamiento contra el cáncer muy conocido. Y con razón: existe desde hace casi 100 años. Por eso se pensaba que teníamos una idea bastante clara de cómo actúa la quimioterapia contra las células cancerosas. Pero la realidad resulta ser diferente.

¿Cuál es exactamente la situación?

La quimioterapia puede matar las células cancerosas. Y lo hace dañando gravemente las células cancerosas, tras lo cual estas no ven otra salida que “suicidarse”. El proceso de destrucción celular lo desencadena una proteína llamada p53. En principio, esta proteína se encarga de reparar el ADN dañado, pero, si el daño sufrido es demasiado grande, también puede hacer que la célula se autodestruya.

El gen Schlafen11 (SLFN11)

Lo que los investigadores han descubierto ahora, sin embargo, es que esta no es la única forma en que la quimioterapia puede hacer frente a las células cancerosas. De hecho, el tratamiento también puede provocar la muerte de células cancerosas completamente al margen de p53, y ello a través del gen Schlafen11 (SLFN11). “En caso de daños en el ADN, SLFN11 desacelera las fábricas de proteínas de las células: los ribosomas”, explica el investigador Nicolaas Boon. “Esto provoca un estrés inmenso en esas células, que las lleva a la muerte”.

El científico Thijn Brummelkamp también participó en el estudio. Revela: “Este hallazgo fue toda una sorpresa. Hace ya casi un siglo que se utiliza la quimioterapia para combatir las células cancerosas. A pesar de ello, nunca antes se había observado esta causa de muerte celular”. La investigación se ha publicado en la revista Science.

La investigación

Para el estudio, los científicos cultivaron células cancerosas en un laboratorio. Brummelkamp explica: “Para este estudio, queríamos saber qué cambio genético podía hacer que las células cancerosas acabaran sobreviviendo a la quimioterapia. Para ello, desactivamos genes de forma selectiva en cada caso. En nuestro equipo hay muchos expertos con mucha experiencia en esto”. Y cuando se desactivó el gen SLFN11, ocurrió algo especial: la quimioterapia dejó de ser eficaz.

Investigaciones anteriores

Sorprendentemente, el gen SLFN11 también ha sido descubierto en investigaciones anteriores. Por ejemplo, los científicos ya habían descubierto que la quimioterapia suele ser ineficaz en pacientes en los que se detecta que el gen SLFN11 está desactivado. Brummelkamp añade: “Ahora podemos explicar este vínculo. En el momento en que las células dejan de tener un gen SLFN11 en funcionamiento, ya no responden al daño grave del ADN. La célula sobrevivirá a la quimioterapia”.

Se resuelve otro enigma

De paso, el estudio resuelve otro enigma. Por ejemplo, sabemos que p53 ya no tiene función en más de la mitad de los tumores. Y, sin embargo, las células cancerosas que ya no poseen p53 funcional a veces se autodestruyen en respuesta a la quimioterapia o la radiación. No estaba claro cómo podía ser esto, ya que se pensaba que p53 debía dar el visto bueno para la destrucción de la célula. Ahora resulta que el gen SLFN11 también puede hacerlo.

Los resultados son especialmente significativos porque demuestran que la quimioterapia también puede funcionar. Al mismo tiempo, se necesita más investigación, sostiene Brummelkamp. “Naturalmente, este descubrimiento plantea muchas preguntas nuevas. Ahora hemos demostrado que las células cancerosas responden de esta manera en el laboratorio. Sin embargo, aún no sabemos exactamente qué diferencia marca SLFN11 en los pacientes ni qué efecto tiene este gen en la quimioterapia. Si esta forma de muerte celular también está presente en los pacientes, esta investigación podría tener implicaciones importantes en la lucha contra el cáncer”.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto