El tigre dientes de sable posiblemente conservaba sus dientes de leche, y por una buena razón

Los tigres dientes de sable conservaban sus dientes de leche durante su adolescencia, lo que servía como una especie de “seguro” para proteger el crecimiento de sus colmillos permanentes.

¿Cómo evitaba el poderoso tigre dientes de sable que se le rompieran sus grandes dientes? Según los científicos, los dientes de leche podrían haber desempeñado un papel importante.

Hace ya bastantes años que se desenterraron cráneos del tigre dientes de sable Smilodon fatalis en las fosas de alquitrán de La Brea, cerca de Los Ángeles. Mientras tanto, los científicos ya han conseguido recoger más de 2000 cráneos de este yacimiento. Sin embargo, algunos de estos cráneos resultaron ser ligeramente diferentes del resto: aún conservaban sus “dientes de leche”. Una nueva investigación demuestra que había una razón importante para ello: es probable que el tigre dientes de sable conservara sus dientes de leche durante la “pubertad”, con el fin de proteger y guiar el crecimiento de los dientes de sable permanentes.

El científico Jack Tsang ha colaborado en el estudio. Dice: “La nueva investigación confirma una idea que yo, junto con otros científicos, habíamos planteado hace varios años. Por ejemplo, sospechábamos que el crecimiento de los dientes de sable estaba programado de tal manera que permitía una fase de ‘doble dentición’. La idea es que primero salen los dientes de leche. En el momento en que estos “terminan”, comienza el crecimiento de los dientes de sable permanentes. Estos dientes de sable permanentes terminan por desplazar a los dientes de leche. Sin embargo, todo el proceso de crecimiento de estos dientes de sable permanentes dura unos 30 meses. Por eso se nos ocurrió que los dientes de leche podían servir de ‘escudo’ durante ese tiempo”. La investigación se publicó en la revista The Anatomical Record.

Usando la teoría de la viga

Para el estudio, los científicos partieron de cráneos de tigres dientes de sable que tenían tanto dientes de leche como dientes permanentes. A partir de estos cráneos, se hicieron modelos informáticos, tras lo cual pudo comenzar realmente la experimentación. En concreto, los modelos informáticos se utilizaron para calcular cuánta tensión lateral podían soportar los dientes de sable permanentes, aun en crecimiento. Para ello, los investigadores utilizaron la teoría de la viga. Tsang explica lo que eso significa: “Según la teoría de la viga, una estructura en forma de cuchillo es más débil en el momento en que la empujas lateralmente en una dirección”. Así que, en esencia, la teoría de la viga también se puede aplicar a un cuchillo de cocina empujándolo con el lado plano sobre una superficie. De este modo, la hoja del cuchillo de cocina será menos “fuerte” (y, por tanto, se desviará más) que en el momento en que se empuja con el lado afilado del cuchillo sobre una superficie.

Tsang continúa: “Por eso, los científicos llevan tiempo viendo este aspecto de la teoría de la viga como un inconveniente para el tigre dientes de sable. Se mire como se mire, es probable que los tigres dientes de sable no pudieran soportar una fuerza lateral especialmente grande”. Así pues, el estudio demuestra que los dientes de sable se vuelven más flexibles a medida que aumenta su longitud. Esto les permite romperse con mayor facilidad. Por ello, durante el estudio, Tsang descubrió que los dientes de leche podrían ayudar significativamente añadiendo un grosor extra al conjunto, haciendo que los dientes de sable permanentes (aun en crecimiento) fueran más resistentes a la tensión lateral.

Una protección extra en los dientes

Los resultados del estudio pueden calificarse de significativos, ya que en última instancia podrían resolver parte del rompecabezas de los dientes de sable. A pesar de ello, Tsang aún tiene muchas preguntas. Revela: “Es probable que la fase del ‘diente doble’ afecte a la forma en que contemplamos el proceso de crecimiento de los dientes. Esto se debe a que ahora sabemos que los tigres dientes de sable tenían algún tipo de ‘seguro’, por así decirlo, que podía darles más protección. Esto probablemente permitía a los tigres dientes de sable “adolescentes” aprender a utilizar sus dientes de sable sin rompérselos accidentalmente. Esto introduce más matices a la forma en que pensamos sobre el comportamiento de caza del tigre dientes de sable, aunque algunas preguntas siguen sin respuesta”.

Por cierto, los investigadores desde luego no quieren afirmar que los enormes dientes del tigre dientes de sable (en parte debido a ese diente de leche de apoyo) fueran intocables. De todos modos, a veces los dientes se rompían. Investigaciones anteriores revelaron, por ejemplo, que los dientes de los tigres dientes de sable se rompían con notable frecuencia durante los periodos de escasez de alimento. En ese estudio, los científicos sugirieron que probablemente se debía a que los tigres dientes de sable tenían que buscar otras fuentes de alimento.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto