Arqueólogos hallan la mitad superior de la estatua de Ramsés II, tras casi 100 años de búsqueda

El actual equipo científico ha propuesto unir la parte superior de la estatua de Ramsés II, recientemente descubierta, con la parte inferior encontrada por el científico alemán Gunther Roeder en 1930.

Científicos estadounidenses han realizado un hallazgo inesperado: la mitad superior de la inmensa estatua de Ramsés II. La estatua ofrece una fascinante oportunidad para explorar el pasado de esta antigua civilización.

Cuando los colegas de la investigadora Yvona Trnka-Amrhein se dirigieron a Hermópolis, ni siquiera la estaban buscando realmente, pero durante sus actividades arqueológicas, encontraron de repente la mitad superior de una inmensa estatua de Ramsés II. En un principio, el equipo trabajaba en el yacimiento para contribuir a su conservación e investigar papiros. Pero de paso hicieron un gran descubrimiento.

Entusiasmo moderado por parte de los investigadores

El equipo de investigación se alegró mucho e informó del hallazgo a Trnka-Amrhein, que se había quedado en Estados Unidos para esperar el nacimiento de su hijo. Al principio, Trnka-Amrhein moderó su entusiasmo. “Hermópolis tiene el problema de estar situada cerca del Nilo. Tras la construcción de la presa baja de Asuán en 1902, el nivel de las aguas subterráneas se convirtió en un gran problema. De hecho, no había garantías de que la roca siguiera en buen estado. A veces encontramos arenisca que se ha desintegrado casi por completo. La escultura también podría haber sido una piedra irreconocible”. Pero resultó no ser así; durante las excavaciones, los arqueólogos descubrieron que el rostro en particular estaba sorprendentemente bien conservado. Los investigadores esperan publicar pronto un artículo sobre el descubrimiento.

Nuestro querido Ramsés II fue encontrado boca abajo en la arena. En esta arena, los investigadores también encontraron pigmentos azules y amarillos que les gustaría seguir analizando para saber más sobre el pasado de la estatua. Trnka-Amrhein añade: “Será muy emocionante tener por fin en nuestras manos el análisis científico de estos pigmentos. En el proceso, veremos si podemos encontrar más pistas sobre el pasado de Egipto”.

Completo de nuevo después de casi 100 años

Hablando del pasado, la parte inferior de la estatua que los científicos han descubierto ahora fue hallada en la misma zona por el científico alemán Gunther Roeder en 1930. Por ello, el actual equipo científico ha propuesto unir ambas partes. Actualmente, se espera que esta petición sea aprobada, aunque todavía no es del todo seguro.

Los investigadores afirman que el descubrimiento es significativo porque Ramsés II es uno de los faraones más famosos de la historia. Se lo debe, entre otras cosas, a un papel clave en las películas El príncipe de Egipto, Los diez mandamientos y en el poema Ozymandias de Percy Bysshe Shelley. Así pues, Ramsés II habría sido EL faraón que aparece en la historia de Moisés. Por lo tanto, por ahora no se sabe con certeza qué ocurrirá con la estatua (compuesta), pero los investigadores especulan que probablemente acabará en un museo (local). Por el momento, los científicos continúan su investigación: en papiro, como se pretendía en un principio. Pero, mientras tanto, también en la inmensa pieza del rompecabezas que por fin ha aterrizado.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto