Un bulldog francés logra regenerar su mandíbula de manera espontánea dejando perplejos a los veterinarios

El bulldog francés, Tyson, logró regenerar una nueva mandíbula de forma espontánea, desafiando las expectativas médicas y demostrando la capacidad de regeneración ósea en perros jóvenes. Aunque los científicos aún no comprenden completamente cómo ocurrió este fenómeno, el caso de Tyson ha generado un gran interés en la comunidad veterinaria y ha abierto nuevas vías de investigación sobre la regeneración de tejidos en animales.

Te presentamos a Tyson: un bulldog francés de tres meses. Tyson hizo un truco tan impresionante que los veterinarios están ahora alborotados. Porque resulta que… A los perros les puede volver a crecer el hueso de la mandíbula.

La veterinaria de Tyson, Alexandra Wright, explica: “Tyson sufría un tumor maligno que ya se había identificado en perros jóvenes”. Desgraciadamente, para extirpar este tumor había que extirpar la mayor parte de la mandíbula de Tyson. En la práctica, esto significaba que Tyson se enfrentaría a una vida sin mandíbula inferior funcional. 

Melissa Forsythe, la propietaria de Tyson, nos cuenta: “Cuando Wright nos lo dijo, no estábamos seguros de querer someter a un cachorro a una operación tan dura. Al final, la hicimos de todos modos porque no aparecía ninguna metástasis en los TAC”. Sin embargo, después se produjo un milagro médico: la mandíbula inferior de Tyson empezó a crecer de nuevo espontáneamente. Y lo más extraño es que los científicos no tienen ni idea de cómo lo consiguió Tyson. Se recopiló un trabajo de investigación del suceso y se publicó en la revista Frontiers in Veterinary Science.

La importancia del periostio

Los escáneres en 3D del cráneo de Tyson muestran que el perro consiguió reparar el lado izquierdo de su mandíbula en solo ocho semanas. Aunque Wright no sabe exactamente cómo lo consiguió Tyson, el veterinario tiene una teoría. Por ejemplo, desde hace mucho tiempo se han dado casos (principalmente anecdóticos) de perros muy jóvenes a los que les han vuelto a crecer (pequeñas) partes de la mandíbula. En el caso de Tyson, esto parecía inicialmente improbable debido a la cantidad de hueso que le fue extraído. El informe de investigación de Wright señala en particular que Tyson, sin embargo, todavía tenía una cantidad significativa de periostio, una fina membrana que rodea muchos huesos y contiene muchos vasos sanguíneos y nervios. Durante el embarazo, la presencia de este periostio es crucial para el desarrollo, entre otras cosas, de los huesos de la mandíbula. “Por lo tanto, es probable que este periostio desempeñara un papel importante en el crecimiento del hueso nuevo”, añade Wright.

Cabe señalar, sin embargo, que la nueva mandíbula de Tyson se considera oficialmente anormal. Por ejemplo, la nueva mandíbula carece de una serie de características, incluida la presencia de un canal donde normalmente residen las venas grandes (arterias). Además, la nueva mandíbula de Tyson también carece de dientes, lo que significa que el perro no puede masticar en el lado izquierdo. Por ello, el dueño de Tyson le da sobre todo juguetes blandos.

Deslizamiento científico

Como ya se ha mencionado, Tyson ha conseguido sacudir bastante el mundo científico. Por ejemplo, el perrito ha demostrado que es posible que los cachorros regeneren grandes partes óseas. “Tyson nos ha demostrado que es posible que los perros jóvenes regeneren completamente sus huesos”, explica Wright. “Sin embargo, tenemos que trabajar mucho para averiguar exactamente la probabilidad de que se produzca este proceso. Y no solo eso; también tenemos que estudiar el efecto que la edad puede tener en este proceso. En última instancia, por supuesto, se trata de un resultado extremadamente positivo”.

Mientras tanto, el propio Tyson se encuentra bien: el cáncer ha sido vencido y es poco probable que reaparezca. Y no solo eso: Tyson ha hecho muchas cosas desde entonces: el perrito acaba de aprobar el curso de obediencia, es oficialmente un Buen Ciudadano Canino e incluso ha participado en un desfile navideño con otros perritos. Y no solo eso: Tyson también ha conseguido dar a otros perros con cáncer de boca un poco más de esperanza de recuperación total.

El bulldog francés que logró regenerar mandíbula
Tyson celebró recientemente su primer cumpleaños. Crédito: Melissa Forsythe y Mike Lacagnina

Más sobre el periostio

El periostio es una membrana fibrosa densa que recubre la superficie externa de los huesos, excepto en las articulaciones. Esta estructura es crucial para la salud y el crecimiento óseo, ya que contiene numerosos vasos sanguíneos, nervios y células osteogénicas (células precursoras de hueso).

Algunas de las funciones principales del periostio incluyen la protección de los huesos contra lesiones y trauma, la nutrición de las células óseas mediante la provisión de nutrientes y oxígeno a través de los vasos sanguíneos, y la participación en la reparación del hueso en caso de lesiones. Además, durante el desarrollo esquelético, el periostio contribuye al crecimiento longitudinal y al aumento del diámetro de los huesos, lo que a su vez apoya el crecimiento corporal.

En muchos puntos de inserción muscular, el periostio sirve como punto de fijación para los tendones, permitiendo así el movimiento y la estabilidad musculoesquelética. En el caso de Tyson, el periostio desempeñó un papel crucial en la regeneración de su mandíbula, proporcionando células y factores de crecimiento que estimularon la formación de nuevo tejido óseo. Aunque la regeneración completa de la mandíbula de Tyson se considera anormal y presenta algunas diferencias estructurales, su caso destaca el potencial regenerativo del periostio en el proceso de curación ósea.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto