Madres e hijos comparten fecha de cumpleaños más a menudo de lo esperado: ¿por qué pasa esto?

El estudio revela que la conexión entre el mes de cumpleaños de las madres y el de sus hijos no solo es estadística, sino que parece estar influenciada por factores sociales y demográficos

¿Cumple años su hijo o hija el mismo mes? Es más común de lo que cabría esperar basándose en la estadística y el azar, según un estudio que compara más de 10 millones de registros de nacimiento.

Los hermanos, los hijos y sus padres, e incluso ambos progenitores, cumplen años el mismo mes con más frecuencia de lo que cabría esperar estadísticamente. Este hallazgo no es totalmente nuevo. Investigaciones anteriores ya demostraron que, por alguna razón desconocida, existe una relación entre la época del año en que nació una madre y la época del año en que sus hijos vieron la luz del día. Un estudio reciente ha demostrado por primera vez que las mujeres tienen incluso muchas más probabilidades de dar a luz en el mes de su cumpleaños.

Científicos españoles y estadounidenses analizaron todos los nacimientos en España de 1980 a 1983 y de 2016 a 2019, y todos los nacimientos en Francia de 2000 a 2003 y de 2010 a 2013. Cada país tiene sus propios periodos específicos del año en los que nacen relativamente muchos bebés. Esto también se conoce como “estacionalidad de los nacimientos”. Pero cuando los investigadores dividieron las fechas de nacimiento de los millones de franceses y españoles en grupos basados en el mes de nacimiento de la madre, descubrieron que el patrón esperado no se mantenía. Por el contrario, se produjo un pico de nacimientos en enero entre las madres que habían nacido en enero, un pico en febrero entre las madres primerizas que cumplían años en febrero, y así sucesivamente. En total, hubo un 4,6 % más de nacimientos en los que madre e hijo nacieron en el mismo mes de lo esperado estadísticamente. Los académicos encontraron esta diferencia tanto para España como para Francia y en los cuatro periodos estudiados.

Patrones familiares

Lo mismo ocurrió con los hermanos: ocurre un 12,1 % más de lo esperado que nazcan en el mismo mes. Los padres celebran su cumpleaños un 4,4 por ciento más a menudo en el mismo mes y un niño comparte su mes de cumpleaños un 2 por ciento más a menudo con su padre. Un segundo análisis, menos detallado, de todos los nacimientos en España de 1980 a 2019 y de todos los nacimientos en Francia de 2000 a 2019 confirmó estos resultados.

La gran pregunta, por supuesto, es: ¿cómo es esto posible? Probablemente, tenga que ver con características sociales y demográficas. Las personas de orígenes similares son más propensas a iniciar relaciones entre sí y más propensas a tener hijos en momentos específicos del año, dicen los investigadores. Las mujeres con estudios superiores en España, por ejemplo, tienen más probabilidades de tener un hijo en primavera que las mujeres sin estudios superiores. 

Cuando las mujeres españolas con estudios superiores tienen una hija, la niña no solo tiene más probabilidades de nacer en primavera, sino que también tiene más probabilidades que la media de cursar estudios superiores más adelante. Este patrón se extiende así a las generaciones posteriores. Si esta hija decide tener hijos, también será más probable que vean la luz en primavera. Además del nivel educativo, otros factores pueden influir en la fertilidad, como la cantidad de luz solar y la calidad de la alimentación de determinados grupos de población.

Los mismos antecedentes

“¿Cómo es posible que los miembros de una familia tengan más probabilidades de nacer en la misma época del año? Las posibles razones parecen ser tanto sociales como biológicas”, argumenta la epidemióloga española Adela Recio Alcaide. “Vemos repetidamente en los datos las mayores tasas de natalidad entre los hijos y sus padres en el mismo mes. También es más probable que los padres elijan una pareja cuyo cumpleaños coincida con el mismo mes, algo que ya habíamos visto antes tras analizar las fechas de matrimonio”.

“Esto no es muy sorprendente, ya que la mayoría de las parejas están formadas por personas de entornos sociodemográficos similares”, añade la investigadora Luisa Borrell. “Además, también hay una serie de factores biológicos que sabemos que influyen en la “estacionalidad de los nacimientos”, como la cantidad de luz solar, la temperatura, la humedad, la presencia y la calidad de los alimentos”.

En su estudio, los científicos sostienen que es importante seguir estudiando la relación entre los antecedentes familiares y el mes de nacimiento de padres e hijos. Así, sería útil investigar la posible influencia del mes de nacimiento del niño en su salud, así como en la escolarización y otros ámbitos.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Publicidad

Publicidad

Formulario de contacto