Inteligencia artificial podría detectar a tiempo el cáncer más mortal del mundo

La herramienta de inteligencia artificial CXR-Lung-Risk no solo resalta riesgos potenciales de cáncer de pulmón en no fumadores, sino que también destaca la valiosa información sobre salud y cáncer que yace oculta en las radiografías de tórax estándar, demostrando así que la tecnología puede revelar secretos médicos que podrían pasar desapercibidos.

Una nueva herramienta de inteligencia artificial puede utilizar radiografías estándar para reconocer a los no fumadores con mayor riesgo de cáncer de pulmón. Y eso podría salvar muchas vidas.

El cáncer de pulmón es la causa más frecuente de muerte por cáncer. En aproximadamente la mitad de los casos diagnosticados, el cáncer ya se ha extendido. Aunque el cáncer de pulmón se asocia principalmente al tabaquismo, cada vez hay más personas, sobre todo mujeres, que han fumado poco o nada y, sin embargo, desarrollan cáncer de pulmón. 

Esta tendencia ha ido en aumento en los últimos años. Pero gracias a la inteligencia artificial, los investigadores pueden ahora identificar a los no fumadores con mayor riesgo de padecer esta enfermedad debilitante. Y cuanto antes se detecte, mayores serán las posibilidades de curación.

Más información sobre el cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón es una forma de cáncer que se origina en los pulmones, donde hay un tumor maligno en uno o ambos pulmones. Si el cáncer no se ha extendido o solo se ha trasladado a los ganglios linfáticos que rodean los pulmones, hay posibilidades de curación. Sin embargo, si hay metástasis en otras partes del cuerpo, como los pulmones, el hígado, el cerebro o los huesos, el pronóstico suele ser menos positivo. En la mitad de las personas, la enfermedad ya se encuentra en una fase avanzada en el momento del diagnóstico. El tratamiento se centra en ralentizar la enfermedad y aliviar los síntomas. Los síntomas más frecuentes son tos irritativa, expectoración con sangre y dificultad para respirar. El tabaquismo es el principal factor de riesgo del cáncer de pulmón, y alrededor del 85 % de los casos están causados por el tabaco. Las opciones de tratamiento varían y pueden incluir cirugía, quimioterapia, radioterapia y terapia dirigida, dependiendo del tipo y estadio del cáncer. La detección precoz del cáncer de pulmón es crucial para el éxito del tratamiento, pero puede resultar difícil debido a los síntomas, a menudo tardíos, y a la falta de métodos de cribado eficaces, especialmente para los no fumadores.

En la actualidad, varios países ya cuentan con un cribado nacional de la población para detectar el cáncer de pulmón. Así ocurre, por ejemplo, en Estados Unidos y el Reino Unido. Las personas de entre 50 y 80 años que se sabe que han fumado son evaluadas y reciben una invitación para someterse al cribado.

Cáncer de pulmón en no fumadores

Sin embargo, según los investigadores, existe un punto delicado. “Las directrices recomiendan el cribado solo a las personas con antecedentes significativos de tabaquismo”, explica Anika Walia, directora de la investigación. “Sin embargo, cada vez vemos más casos de cáncer de pulmón en personas que nunca han fumado. Y estos casos a menudo solo se detectan en una fase más avanzada”.

En cuanto a la razón por la que cada vez más no fumadores contraen cáncer de pulmón, los investigadores siguen sin saberlo. “Todavía no está claro”, explica Michael Lu, coautor del estudio. “Cada vez más no fumadores contraen cáncer, probablemente porque cada vez fuma menos gente”. 

Uno de los motivos por los que las directrices gubernamentales no recomiendan el cribado a estas personas es la dificultad de predecir el riesgo de cáncer de pulmón en este grupo. Los métodos actuales para estimar el riesgo requieren información que a menudo no está fácilmente disponible, como antecedentes familiares de cáncer de pulmón, pruebas de función pulmonar o biomarcadores en sangre. Sin embargo, Lu subraya la importancia de desarrollar nuevos métodos para detectar a tiempo el cáncer de pulmón, el más mortífero del mundo, incluso en personas que no fuman. “El método actual, basado en el historial de tabaquismo, no es eficaz para ellos”, afirma. “Por tanto, tenemos que buscar nuevos métodos que sean adecuados”.

Herramienta de inteligencia artificial

En el nuevo estudio, los investigadores trataron de mejorar la predicción del riesgo de cáncer de pulmón en personas que nunca han fumado. Para ello, investigaron si un modelo avanzado de aprendizaje profundo podía identificar a los no fumadores con alto riesgo de cáncer de pulmón a partir de radiografías. El aprendizaje profundo es un tipo avanzado de inteligencia artificial que puede entrenarse para reconocer patrones en las radiografías asociados a enfermedades. “Utilizamos una herramienta de IA llamada CXR-Lung-Risk”, explica Lu. “Esta herramienta utiliza una radiografía de tórax estándar como entrada y muestra un riesgo estimado a largo plazo de cáncer de pulmón. El modelo se entrenó alimentándolo con decenas de miles de radiografías de tórax de personas, junto con información sobre si esa persona desarrolló posteriormente un cáncer o murió”.

Alto riesgo para el cáncer

De los 17 407 participantes estudiados (con una edad media de 63 años), el 28 % fueron calificados de alto riesgo por la herramienta de IA. “Es importante destacar que la herramienta no diagnostica realmente el cáncer de pulmón”, subraya Lu. “Solo reconoce a las personas con alto riesgo de desarrollar cáncer de pulmón en los próximos seis años. En nuestro estudio, la herramienta identificó un grupo de alto riesgo, con un 2,9 % de estos pacientes que desarrollaron cáncer de pulmón en los seis años siguientes a la radiografía de tórax”. “Algunas directrices sugieren que las personas con más de un 1,3 por ciento de probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón en los próximos seis años pueden beneficiarse potencialmente de pruebas adicionales, como una tomografía computarizada para el cáncer de pulmón”.

Ventajas de la inteligencia artificial

Una gran ventaja del nuevo método es que solo requiere una única radiografía, una prueba médica habitual que está ampliamente disponible en los historiales médicos electrónicos. “De hecho, las radiografías de tórax son una de las pruebas más habituales en medicina”, afirma Lu. Y utilizando estas imágenes, la herramienta inteligente ya puede, por tanto, detectar a los no fumadores con mayor riesgo de cáncer de pulmón. “Este estudio sugiere que hay información sobre salud y cáncer en estas radiografías que actualmente no se utiliza, pero que se puede encontrar usando IA”, afirma Lu.

Según el investigador, el estudio supone, por tanto, un importante paso adelante. “Como se ha mencionado, es muy importante encontrar formas más eficaces de identificar a los no fumadores con alto riesgo de cáncer de pulmón”, afirma. “Esperamos que nuestra herramienta pueda probarse en ensayos clínicos, con el objetivo de detectar el cáncer de pulmón en una fase temprana. Porque es entonces cuando las posibilidades de curación son mayores”.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Publicidad

Publicidad

Formulario de contacto