Esta es la extraña razón por la que muchos tienen hijos. FOMO: miedo a perderse algo

Exploración detallada sobre cómo el miedo a perderse algo influye en la toma de decisiones parentales, sus implicaciones en la sociedad actual y los desafíos de nadar contra corriente en un mundo donde la paternidad es la norma social dominante.

¿Alguna vez te has comprado un coche más grande porque tus amigos también se lo habían comprado? ¿O reservado unas vacaciones lejanas para ser guay con tu hermano? ¿O al menos una vez te has puesto un vestido demasiado caro para pasearte por una fiesta? Casi nadie es inmune a la comparación social. Y a casi nadie le gusta menospreciar a su círculo social. Afecta incluso a tener hijos.

Aproximadamente uno de cada 14 padres en Estados Unidos, es decir, alrededor del 7 %, afirma que no querría tener hijos si pudiera volver a hacerlo. En Europa, las cifras son aún más altas: de todos los padres y madres alemanes, el 8 % se arrepiente; en Polonia, la cifra llega al 13,6 %. 

Los motivos son diversos, pero según un nuevo estudio de la Universidad Rutgers de EE.UU., estos padres arrepentidos tuvieron hijos por miedo a perdérselos de otra forma, es decir, por miedo a perderse algo.

Por un tema de tabú

“¿Por qué quieres tener un hijo? ¿Cuál es tu motivación?”, se pregunta la investigadora de Rutgers Kristina Scharp. “En el contexto de lo que significa ser padre, el FOMO (Miedo a Perderse Algo) pudría ser una consideración relevante”.

El arrepentimiento por la paternidad empieza a salir poco a poco del tabú, pero sigue sin ser lo que se supone que debes sentir por tus hijos. La norma social dicta, especialmente para las madres, que “amas a tus hijos incondicionalmente, desde la concepción hasta la eternidad”, escriben los investigadores. Y claro que lo haces, pero además puede existir un sentimiento de arrepentimiento.

Echando un vistazo en Reddit

Para averiguar qué movió a los padres arrepentidos a formar una familia, los investigadores recurrieron a una fuente un tanto oscura: Reddit. En esta plataforma online hay una comunidad de 1,5 millones de personas sin hijos. Los padres que se arrepienten de haber tenido hijos también pueden publicar allí. Así, en 10 años han aparecido 85 historias de madres y padres arrepentidos.

Scharp y sus colegas codificaron todos los mensajes con términos como “inversión de tiempo” y “sacrificio en la relación”. Al final, pudieron identificar tres categorías en las que se podía clasificar la paternidad: paternidad celestial, paternidad infernal y paternidad como (única) opción. 

Por último, los investigadores analizaron cómo encajaban estas categorías en el proceso de toma de decisiones sobre tener hijos. Y entonces descubrieron algo extraordinario que nunca antes se había tenido en cuenta: FOMO. En otras palabras, los padres tienen hijos porque temen perderse algo que su círculo social sí tiene.

Toma de decisiones autónoma

Esta idea podría tener importantes implicaciones en la decisión de tener hijos. “Al comprender mejor la motivación potencial de sus acciones, las personas pueden estar más inclinadas a tomar una decisión autónoma sobre formar una familia que sea coherente con sus propios valores”, se afirma.

Pero no es fácil. En un mundo en el que de niño se juega a ser padre y madre y al final casi todo el mundo tiene hijos, sigue siendo difícil para algunos nadar contracorriente. “Debido a las normas sociales imperantes, cualquiera que no comulgue con la imagen dominante sobre la paternidad es marginado y estigmatizado”, dice Scharp. “A veces las normas sociales son buenas: sabemos que robar está mal. Pero a veces las normas sociales tienen consecuencias imprevistas y se castiga a la gente por su elección, incluidas las personas que quieren no tener hijos”.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto