El riesgo de demencia aumenta si pasas mucho tiempo sentado, según un estudio

Investigación estadounidense revela que permanecer sentado más de 10 horas al día incrementa en un 50% las probabilidades de desarrollar demencia en personas mayores de 60 años, mientras que aquellos que limitan su tiempo sentado a menos de 10 horas no presentan un riesgo significativo: importantes implicaciones para quienes trabajan largas horas de oficina.

No importa si te gusta la jardinería, pasear al perro por el bosque o ir al gimnasio tres veces por semana, siempre y cuando te levantes de la silla. Una nueva investigación estadounidense demuestra que, para las personas mayores de 60 años, el riesgo de demencia aumenta drásticamente si permanecen sentadas más de 10 horas al día.

“La mayoría de la gente conoce el consejo de levantarse o caminar cada media hora entre sentada y sentada, por ejemplo. Queríamos saber si este tipo de pautas están relacionadas con el riesgo de demencia”, explica el investigador principal, el profesor David Raichlen, de la Universidad del Sur de California. 

“Así que nos sorprendió mucho que, para el riesgo de demencia, no importara cuánto duraba un periodo sentado, sino que lo que importa es el tiempo total que pasas sentado”, explica Raichlen.

Mayores de 60 años en movimiento

Los investigadores recurrieron al Biobanco del Reino Unido, que contiene datos biomédicos de más de medio millón de británicos. Más de 100 000 participantes llevaban un acelerómetro que medía su movimiento las 24 horas del día durante una semana. De especial interés era un grupo de 50 000 personas mayores de 60 años que no padecían demencia. Se les hizo un seguimiento de seis años, tras el cual se descubrió que 414 padecían demencia.

Pero, ¿se debía esto a estar sentado? Para averiguarlo, los investigadores tuvieron que tener en cuenta factores demográficos como la edad, el sexo, el nivel educativo, la etnia, las enfermedades crónicas y las diferencias genéticas. Y, por supuesto, factores relacionados con el estilo de vida, como la actividad física, la dieta, el tabaquismo, el consumo de alcohol y la salud mental declarada.

Un 50 % más de probabilidades

Y sí, tras una exhaustiva prueba, se descubrió que pasar mucho tiempo sentado podría estar relacionado con un mayor riesgo de demencia. “El grupo que permanecía sentado más de 10 horas al día tenía un 50 % más de probabilidades de desarrollar demencia”, afirma Raichlen. Pero para los que no superaban esas 10 horas sentados, apenas había problemas. “Nos sorprendió que el riesgo de demencia aumentara rápidamente a partir de las 10 horas diarias de estar sentado, pero que no aumentara el riesgo si la gente se limitaba a menos de 10 horas diarias”, afirma el profesor de psicología Gene Alexander, de la Universidad de Arizona.

“Esto puede tranquilizar a las personas con trabajos de oficina que permanecen sentadas durante largos periodos de tiempo. Mientras limiten el tiempo total que pasan sentados, el riesgo de demencia no es demasiado alto”, responde Raichlen. Sin embargo, subraya que se necesitan más investigaciones para demostrar que pasar mucho tiempo sentado es realmente la causa del mayor riesgo de demencia y si la actividad física puede reducir los riesgos.

No está del todo claro cómo puede ser que estar sentado aumente el riesgo de demencia. “Podría ser que pasar mucho tiempo sentado esté relacionado con cambios en el flujo sanguíneo cerebral o con enfermedades cardiovasculares. También podría ser que hubiera una variable externa desconocida que observamos a través del tiempo total que pasamos sentados”, opina Raichlen.

Sentarse menos

Entonces, ¿cuál es la mejor manera de reducir el riesgo de demencia? “La principal conclusión es que el riesgo es menor si nos sentamos menos. Aún no sabemos qué tipo de ejercicio es el mejor, pero sentarse menos y sustituirlo por una actividad más activa es importante”, concluye Raichlen.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto