¿Qué es la dieta MIND? Mejora la memoria y la concentración de los niños

La dieta MIND: Mejorando la concentración y memoria en niños y adultos con su poderosa combinación de la dieta mediterránea y la dieta DASH baja en sal

Una dieta que combate el deterioro cognitivo en adultos, existe de verdad. Y aún mejor: también funciona en niños. Les proporciona mejor memoria y concentración. Pero, ¿qué deben (y debemos) comer para estimular el cerebro?

La dieta, llamada apropiadamente dieta MIND, es una combinación de la conocida dieta mediterránea y la dieta DASH baja en sal, una recomendación dietética para la hipertensión arterial. 

Los investigadores compararon este patrón alimentario con el llamado Índice de Alimentación Saludable-2015 (IES), que se basa en las directrices dietéticas oficiales para los estadounidenses.

Mejor concentración

La dieta MIND está específicamente dirigida a combatir el deterioro cognitivo, pero ¿realmente funciona mejor que simplemente comer sano? “Estudiamos el efecto de las dos dietas en la capacidad de los niños para mantener la atención en determinadas tareas. Para ello, medimos hasta qué punto podían ignorar los estímulos que les distraían. Al final, descubrimos que solo la dieta MIND mostraba una clara relación positiva con las puntuaciones de los niños en las pruebas”, afirma Shelby Keye, investigadora de la Universidad de Illinois. “A partir de esto, podemos concluir que la dieta MIND tiene el potencial de mejorar el desarrollo cognitivo de los niños e impulsar sus resultados escolares”.

Los resultados de Keye y su equipo se presentan en NUTRITION 2023, una importante conferencia científica que se celebrará en Boston y en la que se darán a conocer muchas más novedades sobre nutrición y salud.

¿Cómo es la dieta MIND?

La dieta MIND, al igual que las dietas mediterránea y DASH, hace hincapié en las verduras, la fruta fresca y las legumbres, como las alubias, las lentejas y los guisantes. La diferencia es que la dieta MIND recomienda algunas verduras adicionales específicas para mejorar la salud cerebral, como las verduras de hoja y las bayas. Los efectos positivos de la dieta MIND se han demostrado varias veces en adultos, pero en niños apenas se ha investigado.

Para decir algo sobre el efecto en los niños, Keye utilizó los datos de un estudio anterior de la Universidad de Illinois en el que se realizó un seguimiento de la ingesta de alimentos de 85 niños de entre 7 y 11 años durante siete días. 

Los investigadores calcularon las puntuaciones de la dieta HEI-2015 y MIND de cada niño y les hicieron pruebas de memoria, concentración y flexibilidad cognitiva. A partir de los tiempos de respuesta y la precisión de las respuestas, los investigadores pudieron saber si la dieta había contribuido a la salud y el desarrollo cerebral de los niños en edad escolar. No se incluyó en el estudio a niños con trastornos neurológicos como el TDAH o el autismo para mantener los resultados lo más puros posible.

Mejor rendimiento escolar

Las conclusiones fueron notables: los niños que siguieron mejor la dieta MIND obtuvieron resultados significativamente mejores en todas las pruebas cognitivas. Mientras tanto, no se pudo encontrar ninguna relación entre las puntuaciones del IES-2015 y la precisión y los tiempos de reacción de los alumnos. Esto es extraordinario, ya que ambas dietas son saludables. Así pues, deberían ser las verduras específicas recomendadas las que marquen la diferencia.

Por cierto, aunque todavía no existe una relación causal entre la dieta MIND y la mejora de las funciones cognitivas en niños en edad escolar, sí hay una correlación demostrada entre ambas. Se necesitan más investigaciones para demostrar una relación causal.

Diferentes edades

El siguiente paso para Keye y sus colegas es investigar la relación entre la dieta MIND y la capacidad de atención en niños más pequeños. A los investigadores les gustaría centrarse en lactantes, niños pequeños y bebés para determinar si también existen diferencias en los efectos de la dieta especial MIND sobre el desarrollo cognitivo en los niños pequeños frente a los mayores.

La dieta MIND

Como ya se ha mencionado, la dieta MIND es una combinación de la dieta mediterránea, que consiste principalmente en verduras, frutas, frutos secos, legumbres y productos integrales, y la dieta DASH, cuyo objetivo es reducir la presión arterial mediante una alimentación baja en sal, entre otras cosas. La dieta MIND funciona con diez recomendadas y cinco no recomendadas.

Las recomendadas:

  • Verduras de hoja verde: seis veces por semana
  • Otras verduras: a diario
  • Aceite de oliva: a diario
  • Frutos secos: 25 gramos cinco veces por semana
  • Bayas: dos veces por semana
  • Legumbres: tres veces por semana
  • Productos integrales: tres veces al día
  • Pescado: una vez a la semana
  • Pollo: dos veces por semana
  • Vino tinto o zumo de uva: un vaso al día (pero preferiblemente nada)

Las no recomendadas:

  • Carne roja: hasta tres veces por semana
  • Mantequilla: menos de una cucharada sopera al día
  • Queso: una vez al día como máximo
  • Otros quesos: menos de dos veces por semana
  • Galletas, dulces y otros alimentos procesados: hasta cinco veces por semana

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto