Científicos descubren que el océano está cambiando de color (y probablemente se deba al cambio climático)

El Cambio Climático Transforma el Color del Océano: Un Estudio Revela Alteraciones Sustanciales en la Pigmentación Acuática y su Impacto en los Ecosistemas Marinos

Las aguas tropicales cercanas al ecuador, en particular, parecen haberse vuelto notablemente más verdes con el paso de los años.

El color del océano ha cambiado significativamente en los últimos 20 años. Esta es la conclusión de los investigadores de un nuevo estudio publicado en la prestigiosa revista Nature. Se trata de cambios de color sutiles, pero sustanciales, observados actualmente en más del 56 % de los océanos del planeta (lo que equivale a una superficie mayor que la superficie terrestre total de la Tierra). 

Probablemente, ya se puede adivinar el culpable. “Estos cambios son coherentes con el cambio climático inducido por el hombre”, afirma la investigadora Stephanie Dutkiewicz.

El color del océano

Se podría pensar que el océano es principalmente de color azul. Pero no es necesariamente así. De hecho, el color del océano refleja lo que ocurre en las capas superiores. Por lo general, las aguas de color azul intenso reflejan muy poca vida, mientras que las aguas más verdes delatan que en ellas se encuentra mucho fitoplancton. El fitoplancton son microbios parecidos a las plantas que contienen el pigmento verde clorofila y, por tanto, tiñen el agua de verde. El pigmento ayuda al plancton a captar la luz solar, que utiliza para absorber el dióxido de carbono de la atmósfera y convertirlo en azúcares.

Más información sobre el fitoplancton

El fitoplancton constituye la base de la cadena alimentaria marina. Por ejemplo, el fitoplancton es devorado por el krill, que a su vez es consumido por los peces, que a su vez forman parte del menú de las aves marinas, etc. Además, el fitoplancton ayuda al océano a capturar y almacenar dióxido de carbono, ya que durante la fotosíntesis capta el gas de efecto invernadero de la atmósfera. Por ello, los científicos están muy interesados en rastrear el fitoplancton en los océanos superficiales y estudiar cómo responden estas comunidades esenciales al cambio climático.

Los investigadores descubrieron que las aguas tropicales cercanas al ecuador, en particular, se han vuelto cada vez más verdes con el paso del tiempo. Esto indica que el ecosistema de la superficie del agua está sujeto a cambios, ya que, como se ha dicho, el color del océano es un reflejo casi literal de los organismos que hay en el agua. Por desgracia, de momento el equipo no sabe exactamente cómo cambian los ecosistemas marinos. Pero están bastante seguros de una cosa: el cambio climático inducido por el hombre es probablemente la causa.

Diferencias sutiles: cambio climático

El sorprendente cambio de color del océano salió a la luz gracias a las mediciones realizadas con el espectrorradiómetro de imágenes de resolución moderada (MODIS), un instrumento a bordo del satélite Aqua. Con este instrumento, los investigadores llevan 21 años vigilando de cerca el color de los océanos. Las diferencias de color captadas por el satélite son muy sutiles, incluso para el ojo humano. 

Gran parte del océano parece azul a nuestros ojos, mientras que el verdadero color puede ser una mezcla de longitudes de onda más sutiles, del azul al verde e incluso al rojo. Sin embargo, el instrumento MODIS no sufre de esto, revelando que el océano ha cambiado claramente de color durante un largo período de dos décadas.

Para ver si esta tendencia está relacionada con el cambio climático, el director de la investigación, B.B. Cael, examinó a continuación un modelo de 2019 elaborado por Dutkiewicz. Este modelo simula los océanos de la Tierra en dos escenarios: uno con adición de gases de efecto invernadero y otro sin ella. El modelo con gases de efecto invernadero predijo que se produciría una tendencia significativa en un plazo de 20 años y que esta tendencia provocaría cambios en el color de los océanos en aproximadamente el 50 % de ellos, casi exactamente lo que Cael encontró en su análisis de los datos de los satélites.

Línea de expectación

El hecho de que el océano esté cambiando de color coincide con las expectativas. “Mis simulaciones llevan años diciéndome que se producirán estos cambios de color”, explica Dutkiewicz. “Por eso no es sorprendente, pero sí aterrador, ver que ocurre en la vida real”. Según los investigadores, el cambio de color no puede explicarse por variaciones naturales anuales. “Nuestro estudio aporta pruebas de cómo las actividades humanas están afectando a la vida en la Tierra a gran escala”, subraya Cael. “Es otra forma en que los humanos afectan a la biosfera”.

Ecosistemas marinos

Los resultados indican que el seguimiento del color del océano es una forma clara y rápida de revelar los cambios inducidos por el cambio climático en los ecosistemas marinos. Aunque este descubrimiento también conduce a nuevas y apremiantes preguntas. “Ahora sabemos que el color del océano está cambiando, pero no podemos decir cómo”, señala Dutkiewicz. “Sí, sabemos que el cambio de color está asociado a la modificación de las poblaciones de plancton, lo que a su vez afecta a todos los animales que se alimentan de plancton. También afectará a la cantidad de carbono que absorbe el océano, porque no todas las especies de plancton contribuyen a ello de la misma manera”.

Los investigadores seguirán de cerca la evolución de la situación. “Esperamos que la gente se tome esto en serio”, subraya Dutkiewicz. “Ya no se trata solo de modelos que predicen cambios futuros. Ahora podemos verlo realmente: el océano está cambiando”.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto