Temperatura global en junio supera los 1,5 grados: alarma climática

Hito preocupante: la temperatura media global en los primeros días de junio más de 1,5 grados superior a la de la época preindustrial

El aumento de las temperaturas plantea preocupantes interrogantes sobre el futuro del planeta y la necesidad de tomar medidas urgentes contra el cambio climático. Y seguramente tampoco será la única vez que pase este año.

Hemos tenido un comienzo de junio excepcionalmente caluroso. A nivel mundial, la temperatura media ha superado incluso la marca de 1,5 grados centígrados, según informa el servicio climático europeo Copernicus Climate Change Service. Un nuevo récord alarmante. “Es una severa advertencia de que nos adentramos en un territorio desconocido y muy caluroso”, afirma Melissa Lazenby, profesora de cambio climático.

Límite de 1,5 grados

Las temperaturas de la superficie terrestre en los 11 primeros días de junio fueron más de 1,5 grados centígrados superiores a las de la era preindustrial. Se trata de las temperaturas más altas jamás registradas para esta época del año y de una pésima primicia para un mes de verano. Anteriormente, se habían registrado temperaturas tan altas en invierno y primavera en el hemisferio norte. Por ejemplo, superamos este controvertido umbral en diciembre de 2015 y luego repetidamente en los inviernos y primaveras de 2016 y 2020. Pero nunca había ocurrido en junio.

Gráfico calentamiento global
El primer gráfico muestra la temperatura global media diaria entre el 1 de enero de 1940 y el 11 de junio de 2023. Las líneas discontinuas y de puntos indican valores 1,5 grados centígrados y 2 grados centígrados por encima de los valores de referencia de 1850-1900 (el nivel preindustrial), respectivamente. El segundo gráfico muestra las temperaturas medias mundiales para 2016, 2020 y partes de 2015 y 2023. Imagen: C3S

Debemos acostumbrarnos 

Por cierto, parece que será mejor que nos vayamos acostumbrando. Al fin y al cabo, si el mundo sigue calentándose de forma constante, este tipo de meses serán cada vez más frecuentes y puede que incluso se conviertan en la nueva normalidad dentro de unos años. “A medida que el mundo siga calentándose como consecuencia del cambio climático provocado por el hombre, experimentaremos sin duda más periodos en los que la temperatura media de la Tierra aumente temporalmente 1,5 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales”, sospecha Albert Klein Tank, director de Met Office.

Acuerdo de París sobre el clima

Que ahora podamos registrar este alarmante nuevo récord, por cierto, no significa inmediatamente que el Acuerdo del Clima de París haya fracasado. En este acuerdo, los países acordaron limitar el calentamiento global a 2 grados centígrados y, además, hacer todo lo posible para evitar que la Tierra se caliente más de 1,5 grados centígrados (en comparación con las temperaturas preindustriales). Pero en este caso, estamos hablando de medias a lo largo de un periodo de tiempo de 20 a 30 años, no de periodos cortos como días o meses. 

“Así que una sola superación todavía no significa inmediatamente una violación del Acuerdo Climático de París”, subraya Klein Tank. “Pero cuantas más veces superemos temporalmente el límite de 1,5 grados, más probabilidades tendremos de superarlo permanentemente”.

A pesar de lo preocupante del nuevo hito, está totalmente en línea con las expectativas. Justo el pasado mes de mayo, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) publicó un informe que apuntaba a una probabilidad de al menos el 66 % de que, entre 2023 y 2027, la temperatura media de la Tierra fuera 1,5 grados más alta que durante la era preindustrial. La probabilidad de que la Tierra sea más de 1,5 grados más cálida de media en un año ha aumentado rápidamente desde 2015. Entonces, esa probabilidad era cercana a cero. Entre 2017 y 2021, el riesgo de superar esa norma era de alrededor del 10 % y ahora llega al 66 %. Incluso la probabilidad de que la media quinquenal cruce la marca crítica de 1,5 grados es del 32 %, escribió entonces la OMM. Y quizá la conclusión más chocante: es un 98 % seguro que al menos uno de los próximos cinco años será el más cálido de la historia.

Fenómeno de El Niño

Lo que empeora aún más la situación es la llegada de El Niño. “Se trata de un fenómeno natural en el que las temperaturas medias de la Tierra son más cálidas”, explica Lazenby. Los científicos sospechan que El Niño continuará sin duda hasta el invierno. Así que es muy probable que volvamos a registrar temperaturas récord. “A medida que El Niño siga desarrollándose, es muy plausible que en los próximos 12 meses empecemos a ver periodos en los que las temperaturas medias globales vuelvan a superar los niveles preindustriales en más de 1,5 grados centígrados”, escribió Copernicus en un comunicado.

Se deben tomar acciones

Los expertos insisten en que debemos tomar medidas globales para evitar los peores efectos del calentamiento global. Si no lo hacemos, los meses 1,5 grados centígrados más cálidos que en la época preindustrial se convertirán no en la excepción, sino en la norma. “Cada fracción de calentamiento tiene importantes repercusiones sobre las personas y las comunidades, tanto ahora como en el futuro”, afirma la investigadora Hannah Cloke, profesora de la Universidad de Reading. “Afortunadamente, la ciencia es muy clara y sabemos exactamente lo que hay que hacer para evitar los peores impactos. Solo debemos tomar las medidas que sean coherentes con nuestras obligaciones. Cada vez que superamos la marca de 1,5 grados con mayor regularidad, es una señal preocupante de que nos acercamos a un punto sin retorno. Sin embargo, esto no significa que debamos rendirnos. Si podemos mantener la temperatura media en, digamos, 1,6 grados, eso sería mucho mejor para millones de personas que si el mundo se calentara 1,7 grados centígrados. Estas cifras pueden parecer datos áridos, pero representan más inundaciones, más sequías y más incendios”.

Copernicus seguirá vigilando las temperaturas globales para hacerse una idea más precisa de la frecuencia y duración con que se superará el controvertido límite de 1,5 grados. Y mientras tanto, dijo Lazenby, depende de nosotros. “Necesitamos medidas urgentes y reducciones sustanciales de las emisiones para mantenernos por debajo de los 1,5 grados de calentamiento a largo plazo”, afirma. “Esto no es más que un claro recordatorio de lo cerca que estamos y de lo graves que son las consecuencias”.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto