Increíble hallazgo: un planeta con dos soles, al estilo de Tatooine de la Guerra de las Galaxias

La Guerra de las Galaxias se hace realidad (otra vez): Descubierto un planeta con dos soles que forma parte de un sistema multiplanetario, similar a Tatooine, según un estudio publicado en Nature Astronomy

Y lo que hace aún más especial a este planeta parecido a Tatooine es que alrededor de esas dos estrellas gira otro planeta. Significa que este planeta parecido a Tatooine forma parte de un sistema multiplanetario y eso es algo que no hemos visto muy a menudo…

Esto es lo que escriben los investigadores en la revista Nature Astronomy. En la revista anuncian el descubrimiento de BEBOP-1c. El planeta gira alrededor de dos estrellas. Y lo que quizá sea aún más sorprendente es que este planeta no está solo; de hecho, hay otro planeta que gira alrededor de las dos estrellas.

A la caza de Tatooine: Dos soles, dos planetas

Durante mucho tiempo, un planeta con dos soles fue pura ciencia ficción. Literalmente. Porque conocíamos un planeta así, sobre todo por la famosa Guerra de las Galaxias. En efecto, en esa serie de películas se nos presenta a Luke Skywalker, que creció en Tatooine, un planeta desértico con no una, sino dos estrellas progenitoras. 

Aunque el planeta es enteramente obra del creador George Lucas, una investigación realizada en 2011 demostró que los planetas con dos soles realmente existen. Fue entonces cuando los investigadores se toparon (¡por primera vez!) a unos 200 años luz de la Tierra tropezaron con un planeta que orbita alrededor de dos estrellas. “Lo que era ciencia ficción resulta ser realidad”, señaló entonces el investigador Alan Boss.

Han pasado más de 10 años y los astrónomos ya han descubierto unos 12 sistemas en los que un planeta orbita alrededor de dos estrellas. Pero hasta hace poco solo conocíamos un sistema en el que no solo uno, sino que varios planetas orbitaban alrededor de dos estrellas progenitoras. Con el descubrimiento de BEBOP-1c, conocemos otro sistema con dos estrellas progenitoras y dos planetas.

El descubrimiento

Curiosamente, los astrónomos hicieron este descubrimiento más o menos por accidente. En realidad, tenían previsto investigar más a fondo BEBOP-1b. Este planeta ya había sido descubierto en el mismo sistema en 2020 y, por tanto, también orbita alrededor de dos estrellas progenitoras. Fue el telescopio espacial TESS el que descubrió BEBOP-1b cuando este planeta se movió repetidamente delante de su estrella progenitora más brillante, bloqueando parte de su luz estelar.

Tras el descubrimiento de BEBOP-1b, los investigadores no tardaron en determinar el tamaño del planeta. Sin embargo, no consiguieron calcular su masa. En un intento de cambiar esta situación, los científicos recurrieron al llamado método Doppler. 

Este método trata de determinar la masa del planeta a partir de los movimientos oscilatorios de la estrella madre, provocados por la atracción que ejerce la gravedad del planeta sobre la estrella madre. Sin embargo, ni siquiera este método permitió determinar la masa exacta de BEBOP-1b, aunque sí permitió descubrir BEBOP-1c (cuya masa también pudo determinarse directamente).

Acerca de BEBOP-1c

BEBOP-1c tarda 215 días en completar una órbita alrededor de sus dos estrellas progenitoras y es 65 veces más pesado que la Tierra. “O cinco veces más ligero que Júpiter”, afirma el investigador Matthew Standing. Ni que decir tiene que está encantado con el descubrimiento. “Hasta la fecha, solo conocemos 12 sistemas en los que un planeta orbita alrededor de dos estrellas y este es solo el segundo sistema en el que más de un planeta orbita alrededor de dos estrellas”.

Por el momento, no se puede descartar que haya más planetas por descubrir en el sistema BEBOP-1. Se necesitan más observaciones para seguir explorando esa posibilidad. También se necesitan observaciones de seguimiento para determinar el tamaño de BEBOP-1c. Además, los investigadores quieren seguir intentando averiguar la masa de BEBOP-1b, que, por tanto, sigue siendo desconocida. Sin embargo, basándose en las observaciones que accidentalmente dieron lugar al descubrimiento de BEBOP-1c, los investigadores pueden concluir dónde se encuentra el límite superior en lo que se refiere a la masa de BEBOP-1b. De ello se deduce que el planeta tiene una densidad menor que la de un bizcocho. Esto hace que el planeta sea muy especial e invita al telescopio espacial James Webb a echarle otro vistazo de todos modos. Si efectivamente eso va a ocurrir, también podría arrojar más luz sobre la composición del planeta y, por tanto, posiblemente sobre el entorno en el que vio la luz del día.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Publicidad

Publicidad

Formulario de contacto