Tercera dosis de vacuna contra COVID-19 reduce mortalidad en 90%

La tercera dosis o de refuerzo es eficaz, según estudios reduce hasta el 90 % de mortalidad

Mucha gente se preguntaba en la última ronda de vacunas de refuerzo si seguía siendo útil una vacuna contra el coronavirus. Pero una investigación a gran escala realizada en Hong Kong lo demuestra: sí, incluso una tercera o cuarta inyección son útiles.

Los residentes de Hong Kong recibieron una tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus. Y resultó funcionar tremendamente bien. El refuerzo redujo las muertes en un 90 % entre las personas con múltiples problemas de salud crónicos, en comparación con los enfermos crónicos que recibieron solo dos dosis.

Dosis extra eficaz

Nuestro estudio descubrió que las personas con problemas graves de salud tenían un riesgo significativamente menor de morir por el coronavirus cuando se vacunaban con una dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19”, escribe la investigadora Esther Chan, de la Universidad de Hong Kong. Tanto la vacuna de Pfizer como la china Sinovac, compuesta por partículas de coronavirus inactivas, resultaron eficaces. “Estos resultados muestran claramente la eficacia de las distintas vacunas de refuerzo para las personas con problemas de salud subyacentes. El riesgo de morir por el coronavirus en plena epidemia de ómicron se redujo mucho con la repetición de la dosis”, dice.

Hong Kong sufrió un duro golpe

La variante ómicron BA.2 se apoderó gravemente de Hong Kong a finales de 2021. Este país densamente poblado, con 7,5 millones de habitantes, registró proporcionalmente la tasa de mortalidad por coronavirus más alta del mundo. A partir del 11 de noviembre de 2021, las personas mayores, los cuidadores y otros colectivos podían recibir dosis de refuerzos prioritarias de la vacuna de Pfizer o de la vacuna de Sinovac.

A partir del 1 de enero de 2022, todos los habitantes del país podían recibir una dosis adicional gratuita, lo que en última instancia garantizó que más de 3 millones de personas hayan recibido una tercera vacuna antes del 1 de abril de 2022 para prevenir los graves efectos secundarios del virus del COVID-19.

“Nuestros hallazgos demuestran que esta campaña sanitaria masiva desempeñó un papel crucial en la reducción de las tasas de mortalidad durante la epidemia, especialmente entre las personas que padecían diversos problemas de salud”, escribió el autor principal, Francisco Lai.

Pfizer funciona mejor

El equipo comparó los datos de personas mayores de 18 años con dos o más afecciones crónicas, como hipertensión arterial, diabetes tipo 2 y enfermedad renal crónica, que recibieron una dosis de refuerzo entre el 11 de noviembre de 2021 y el 31 de marzo de 2022. Así pues, habían recibido un total de tres inyecciones de anticuerpos. Los investigadores compararon el número de muertes por coronavirus en los últimos nueve meses de 2022 con el grupo de enfermos crónicos que no habían recibido refuerzos. Así pues, solo habían recibido dos dosis. En total, más de 120 000 personas recibieron Pfizer. De ellos, algo más de 87 000 recibieron un refuerzo. En total, al menos 127 000 personas recibieron una inyección de Sinovac, de las cuales casi 95 000 recibieron un refuerzo. La vacuna de ARNm funcionó claramente mejor que su homóloga clásica. Murieron menos personas en el grupo que recibió Pfizer en comparación con los que recibieron la vacuna china.

Los investigadores escriben que “los resultados del estudio demuestran el gran beneficio de la vacunación de refuerzo, especialmente en poblaciones vulnerables con enfermedades crónicas subyacentes”. También afirman que “la reciente atención prestada a los ancianos y a las personas con afecciones graves respalda la importancia de las futuras vacunas de refuerzo.”

Pruebas decisivas

Los resultados son inequívocos y se suman al gran número de pruebas de la protección que proporcionan las vacunas de refuerzo contra las enfermedades graves y la muerte por COVID-19. “Los datos son muy fiables y representativos porque los datos de vacunación utilizados para este estudio fueron facilitados por el Ministerio de Sanidad de Hong Kong. Se trata del único organismo responsable de la distribución de vacunas en el país asiático y emplean un sistema de registro uniforme con historiales médicos vinculados”, explican los científicos.

El gran éxito de las vacunas contra la COVID-19

Las vacunas contra el coronavirus son un logro científico digno de mención, tanto por el ritmo al que se han desarrollado como por su éxito a la hora de salvar vidas. Según una investigación publicada en The Lancet a mediados del año pasado, las vacunas salvaron algo menos de 20 millones de vidas en todo el mundo solo en el primer año de la pandemia. Los investigadores calcularon que, de los 31,4 millones de muertes potenciales por infección de coronavirus, 19,8 millones se evitaron con la vacunación en 2021. En Europa se han salvado al menos 4 millones de vidas.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto