Clases pequeñas o, buenos profesores: ¿qué es más importante?

¿Las clases con pocos alumnos es mejor?

Clases pequeñas, muchos deberes, largas jornadas, todo ello supuestamente aumenta el rendimiento de los alumnos, pero en realidad solo una cosa resulta ser realmente importante: un buen profesor.

El reputado científico de la educación John Hattie realizó el mayor estudio hasta la fecha sobre qué hace que los alumnos rindan de forma óptima en el aula. Curiosamente, el tamaño de la clase y la cantidad de deberes resultaron tener muy poco impacto en los resultados de los alumnos. Lo que sí tiene mucho impacto es el profesor, su estilo de enseñanza y si da a los alumnos un objetivo claro.

Un manual importante

Hattie publicó Visible Learning en 2008, que se convirtió en un manual para profesores y escuelas de todo el mundo. En su momento, fue el análisis más profundo de lo que funciona mejor en las escuelas. Utilizó 20 años de investigación y todos los datos posibles para determinar qué técnicas de aula mejoran más la capacidad de aprendizaje de los alumnos. La serie, con sistemas de puntuación fáciles de entender, fue crucial para profesores y responsables políticos. Como resultado, ha vendido más de 2 millones de ejemplares y se ha publicado en 27 idiomas.

El estudio de 2100 metaanálisis

Pero eso era antes. Ahora Hattie viene con un trabajo de investigación si cabe aún mayor. Su nuevo estudio es el resultado de analizar unos 2100 metaanálisis a lo largo de un periodo de 40 años. Esos análisis incluían a su vez más de 130 000 estudios y más de 400 millones de estudiosos de todo el mundo.

Y los resultados son notablemente diferentes, explica Hattie. “No se trata de consejos y trucos que proporcionen a las escuelas trucos fáciles para obtener notas altas, se trata de cambiar la cultura de la educación para que los profesores estén entusiasmados con la enseñanza y los estudiantes estén entusiasmados con el aprendizaje.”

Todos los alumnos pueden aprender 

Sobre cómo impulsar tanto a los profesores como a los alumnos, el experto explica: “Todos los niños pueden aprender, pueden crecer y se les puede enseñar a amar el aprendizaje. Lo más importante es que un profesor tenga grandes expectativas para todos los alumnos y vea las diferencias como oportunidades para aprender de formas distintas. Debe enseñar a los alumnos a aceptar los retos y fijarse metas altas”.

El profesor es más importante para el aprendizaje de los alumnos, que tener una clase pequeña
Es más importante un buen profesor que una clase pequeña para que los estudiantes aprendan mejor.

Desde la publicación de su primer libro, Hattie ha puesto en marcha programas de investigación en todo el mundo. Esto le permitió conocer mejor la práctica de la enseñanza. También le enseñó cosas, como que la conexión entre el bienestar social y emocional, por un lado, y el aprendizaje, por otro, es aún más fuerte de lo que pensaba.

Confianza en el aula

Hattie sugiere, por tanto, que los profesores desarrollen estrategias de resolución de problemas en la interfaz del bienestar emocional y aprendan a transmitirlas a sus alumnos. “Lo hacemos creando clases en las que prevalezca la confianza, en las que los errores se vean como oportunidades para aprender y los profesores vigilen constantemente su propio impacto. Queremos que los alumnos confíen en sus profesores y sepan qué están aprendiendo, por qué están aprendiendo algo y conozcan el progreso de su aprendizaje”.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto