Pérdida de grandes vertebrados en Madagascar vinculado a expansión humana

La expansión humana hace 1000 años está relacionada con la extinción de grandes mamíferos en Madagascar

En los últimos mil años, muchos de los animales emblemáticos de Madagascar, como los elefantes, las tortugas gigantes y los lémures gigantes, se han extinguido. Y los investigadores saben ahora qué lo precedió.

En tiempos pasados, enormes herbívoros como elefantes, hipopótamos, tortugas gigantes y lémures gigantes vagaban por las vastas llanuras de Madagascar. Hasta que cada uno de ellos se extinguió en los últimos 1000 años. Los científicos aún se devanan los sesos para saber qué fue lo que finalmente los mató. ¿Fueron los humanos, el clima o algo más después de todo? Un nuevo estudio de genética humana arroja ahora algo de luz sobre el asunto. Pues resulta que la desaparición de la megafauna de Madagascar podría estar relacionada con la primera gran expansión del hombre en la isla.

La población de Madagascar

La isla de Madagascar, situada a unos 400 kilómetros de la costa de África oriental, es una de las últimas grandes masas de tierra colonizadas por el ser humano. “Hay algunas pruebas que sugieren que los humanos estaban presentes hace 10 000 años”, explica el investigador Denis Pierron. “Pero los antepasados de la población actual probablemente llegaron allí mucho más tarde, durante dos oleadas de migración”. El origen exacto de la población actual de Madagascar, por cierto, fue un misterio durante mucho tiempo. “Los 25 millones de personas que viven allí hablan una lengua asiática, y eso a pesar de estar a solo 400 kilómetros de África continental”, explica Pierron. “Otros grupos que hablan una lengua similar viven a más de 7000 kilómetros, en Borneo”.

Historia

Para rastrear la historia y conocer mejor los orígenes del pueblo malgache, se puso en marcha el proyecto denominado Madagascar Genetic and Ethnolinguistic (MAGE). A lo largo de diez años, investigadores malgaches e internacionales visitaron más de 260 pueblos para estudiar la diversidad cultural y genética humana. Luego utilizaron esa información para trazar la historia del pueblo malgache. En el estudio actual, Pierron y sus colegas examinaron más de cerca el genoma humano. “Esto nos permite comprender los contactos que existían antes de la globalización moderna”, aclara Pierron.

Origen

Gracias al estudio, los investigadores saben ahora quiénes fueron los antepasados de la población malgache actual. “La población humana actual procede de la mezcla de una pequeña población africana y otra asiática”, explica Pierron. Los antepasados asiáticos vivieron aislados en la isla durante más de 1000 años. Su tamaño se limitaba a unos pocos cientos de hombres. Su aislamiento terminó hace unos 1000 años, cuando un pequeño pueblo de habla bantú, procedente de África, se aventuró a cruzar a Madagascar. Después, la población se expandió a un ritmo rápido durante generaciones. Y ese rápido crecimiento, la expansión humana, coincide exactamente con la desaparición de la megafauna de Madagascar.

La megafauna de Madagascar

El hecho de que estos dos acontecimientos hayan ocurrido exactamente al mismo tiempo es sorprendente. “La expansión demográfica fue acompañada de una transición cultural y ecológica en la isla”, explica Pierron. “Alrededor del mismo período, aparecieron las ciudades y desaparecieron todos los vertebrados de más de 10 kilos”. Así, la creciente población humana provocó grandes cambios en el paisaje y la pérdida de todos los grandes vertebrados que antes vivían allí. “Nuestro estudio apoya la teoría de que no fue directamente la llegada de los humanos lo que causó la desaparición de la megafauna de Madagascar”, subraya Pierron. “Más bien se debe a un cambio en el estilo de vida (combinado con otros factores). Esto condujo tanto a la expansión de la población humana como a la disminución de la biodiversidad”. Pierron no se atreve a afirmar si los humanos realmente cazaban elefantes, hipopótamos, tortugas gigantes y lémures. “Solo podemos destacar una simultaneidad”, dice. “Ambos acontecimientos (el crecimiento de la población humana y el declive de la megafauna) se produjeron más o menos al mismo tiempo”.

Implicaciones

Los resultados tienen importantes implicaciones. Por ejemplo, demuestra que es posible desentrañar la historia demográfica de las poblaciones antiguas, incluso después de que dos o más grupos se hayan mezclado. Los hallazgos también ofrecen nuevas perspectivas sobre cómo los primeros cambios en las poblaciones humanas provocaron cambios en ecosistemas enteros.

Entendiendo

Gracias al estudio, publicado en la revista Current Biology, los científicos conocen mejor la todavía enigmática historia de Madagascar. “Estudiando su pasado arqueológico, la genética y la evolución del medioambiente, empezamos a entender poco a poco cómo se adaptaron los primeros humanos a la isla (que sigue teniendo una fauna endémica excepcional)”, dice Pierron. “Paso a paso, empezamos a entender mejor el pasado, aunque muchas cosas aún no están claras”.

Al investigador le quedan muchos interrogantes. “¿Por qué se aislaron los asiáticos en Madagascar hace más de 2000 años?” Se pregunta en voz alta. “¿Y qué causó la transición cultural y demográfica observada hace unos 1000 años?” Por ahora, Pierron debe dejarnos con la respuesta. Es de esperar que futuras investigaciones puedan aclarar más.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto