¿Por qué hay tantos jóvenes con cáncer hoy en día?

Más incidencia de cáncer antes de cumplir 50 años, a qué se debe

Las probabilidades de que alguien padezca cáncer incluso antes de cumplir los 50 años aumentan con cada nueva generación. Pero, ¿qué subyace a esta preocupante tendencia? ¿Y podemos hacer algo al respecto?.

Recibir un diagnóstico de cáncer tiene un impacto enorme, sobre todo cuando todavía tienes la mayor parte de tu vida por delante. Sin embargo, parece que esto es cada vez más común. Por ejemplo, los investigadores han descubierto que en las últimas décadas, cada vez más adultos menores de 50 años se enfrentan a esta enfermedad debilitante. Una pregunta apremiante es qué es exactamente lo que subyace a esta preocupante tendencia. Los investigadores decidieron buscar la respuesta en un nuevo estudio. Porque si sabemos cuál es la causa del aumento observado, es de esperar que podamos hacer algo al respecto.

Aumento por generación

El nuevo estudio muestra que los jóvenes (menores de 50 años) tienen un riesgo especialmente elevado de padecer cáncer de mama, colon, esófago, riñón, hígado y páncreas. La incidencia parece haberse multiplicado, especialmente a partir de 1990. Para tratar de entender por qué se diagnostican muchos más cánceres a los jóvenes, los científicos han realizado amplios análisis. Y eso nos lleva a un descubrimiento sorprendente. 

"Descubrimos que el riesgo aumenta con cada generación", afirma el investigador Shuji Ogino. "Por ejemplo, las personas nacidas en 1960 tienen un mayor riesgo de padecer cáncer antes de los 50 años que las personas nacidas en 1950. Prevemos que este riesgo seguirá aumentando en cada generación sucesiva".

Parte del aumento de los diagnósticos se debe sin duda a la mejora de los métodos de detección precoz del cáncer, como el cribado de la población. Pero esto no lo explica todo, según los investigadores. Por ejemplo, sostienen que es poco probable que el aumento observado se deba únicamente a la mejora del cribado.

Dieta y estilo de vida occidentales

¿Qué puede tener que ver? Los investigadores señalan que los factores de riesgo del cáncer son el consumo de alcohol, la falta de sueño, el tabaquismo, la obesidad y el consumo de alimentos procesados. Y exactamente estos culpables han aumentado significativamente desde la década de 1950. Hoy en día, por ejemplo, comemos muchos más alimentos procesados, bebemos muchas bebidas azucaradas y alcohol, y muchas personas padecen obesidad y diabetes de tipo 2. Por lo tanto, el equipo plantea la hipótesis de que factores como la dieta y el estilo de vida occidentales son probablemente uno de los principales responsables de la actual "epidemia de cáncer". "Cuanto más joven es la generación, mayor es el riesgo de cáncer en cada etapa de la vida", explica el investigador Tomotaka Ugai. "Esto se debe presumiblemente a la alimentación, el entorno y los hábitos de vida".

Curiosamente, la mayoría de los factores de cambio de estilo de vida tienen que ver con lo que nos llevamos a la boca. Por eso, según los investigadores, no es de extrañar que ocho de los catorce cánceres más frecuentes entre los jóvenes de hoy estén relacionados con el aparato digestivo. "Los alimentos que ingerimos alimentan a los microorganismos de nuestro intestino", dice Ugai. "La dieta tiene un impacto directo en la composición del microbioma y, en última instancia, estos cambios pueden afectar al riesgo de enfermedad".

Sorprendentemente, los investigadores descubrieron que, aunque la duración del sueño en los adultos no ha cambiado drásticamente, los niños de hoy duermen mucho menos que hace unas décadas. Y esto también puede estar relacionado con el mayor riesgo de cáncer observado en los jóvenes. "Los turnos de noche y las alteraciones del sueño son factores de riesgo importantes", explica Ugai. "Los patrones de sueño y el grado de exposición a la luz brillante durante la noche han cambiado significativamente desde principios del siglo XX. Por lo tanto, especulamos que estos factores son los que más contribuyen".

Es solo la punta del iceberg

Los investigadores están muy preocupados por la actual epidemia de cáncer. "Creemos que esto es solo la punta del iceberg", dice Ugai. "Sospechamos que en el futuro vamos a ver muchas más enfermedades crónicas entre las generaciones más jóvenes". Y por eso aboga por el cambio. "Tenemos que ser realmente conscientes del aumento del riesgo de cáncer y, por tanto, tomar medidas antes", subraya Ugai. "Por ejemplo, tenemos que garantizar unas condiciones mejores y más saludables para los niños pequeños. Esto no solo podrá prevenir el cáncer, sino que también tiene muchos beneficios adicionales para la salud".

¿Qué se puede hacer?

Para reducir al máximo el riesgo de cáncer, Ugai recomienda lo siguiente. "Hay que evitar la dieta occidental, rica en alimentos muy procesados, azúcar, grasa animal y exceso de carne roja", enumera. "Haga ejercicio con regularidad y evite beber y fumar; esto no solo afectará a su propia salud, sino también a la de sus hijos y/o familiares cercanos. Mantener una dieta equilibrada y nutritiva y una buena higiene bucal. Mantén un horario de sueño regular y evita la luz brillante durante la noche. También hay que ponerse todas las vacunas disponibles contra los microorganismos cancerígenos, como el VPH (virus del papiloma humano) y el VHB (virus de la hepatitis B)". Según el investigador, lo mejor es empezar con sus consejos lo antes posible. "Cuanto antes, mejor", subraya Ugai.

El estudio amplía nuestros conocimientos sobre los motivos por los que hoy en día se diagnostica cáncer a un número cada vez mayor de jóvenes. "Ahora entendemos mejor la importancia de los factores de riesgo en los primeros años de vida", dice Ugai. "Sin embargo, el efecto de cada factor de riesgo necesitaría más estudios". El investigador espera poder examinar más a fondo la cuestión en estudios posteriores. "Una limitación del estudio actual es que no tenemos datos adecuados de los países de ingresos bajos y medios", afirma. "Esperamos ampliar el estudio recopilando más datos para seguir mejor las tendencias mundiales".

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto