Los microdescansos reducen la fatiga y mejoran su bienestar

Los microdescansos ayudan arecioerar energía y rendimiento

Un pequeño descanso de 10 minutos puede tener el poder de hacer que recuperes la energía para seguir trabajando de manera óptima. Así que no te sientas culpable por ir a la máquina de café de la oficina por enésima vez.

Tal vez te sientas un poco culpable por ver una divertida película de gatos durante diez minutos en el trabajo. Pero no es necesario, dicen los investigadores, en un nuevo estudio. De hecho, es muy recomendable hacer este tipo de microdescansos.

Microdescanso 

Desgraciadamente, hoy en día muchos trabajadores tienen que hacer frente a largas jornadas y a una gran carga de trabajo. En los casos más graves, esto lleva incluso al abandono y al agotamiento. Para seguir sintiéndote bien, puedes relajarte después de un día ajetreado o planear cosas divertidas para el fin de semana. Pero no subestimes el valor de unos minutos de descanso durante tu jornada laboral. "Las altas cargas de trabajo, las tareas difíciles o los problemas interpersonales pueden hacer que las personas se sientan agotadas y cansadas", explica la investigadora Irina Macsinga. "Pero las pausas cortas durante la jornada laboral tienen la capacidad de ayudar al sistema psicofisiológico a recuperarse".

Proceso de recuperación

Así que cuando dejas tus tareas por un tiempo, se produce un proceso de recuperación. Hacer microdescansos te recarga y te da energía renovada, lo que te permite volver a concentrarte. Y eso puede mejorar tu bienestar y reducir la fatiga, según las conclusiones del estudio.

Estudio

Estos resultados se basan en 22 experimentos distintos y 19 artículos científicos publicados en los últimos 30 años. El análisis estadístico de los resultados combinados de la investigación reveló una relación general entre las micro pausas de unos diez minutos y la reducción de la fatiga de los participantes. Y eso, a su vez, sugiere que los microdescansos pueden contribuir a mejorar el bienestar. "Así que, basándonos en la ciencia, podemos decir que los trabajadores (para sentirse menos cansados y tener más energía) deben hacer pausas cuando crean que necesitan recargarse", dice Macsinga.

Actividades

En resumen, es importante que te tomes muchos microdescansos mientras trabajas. ¿Qué puede hacer durante esos diez minutos? Esa película de gatos no es tan mala idea. "En efecto, se puede ver un vídeo corto y divertido", dice Macsinga. "Aunque yo aconsejaría evitarlo si ya se pasa mucho tiempo detrás de una pantalla. Otra opción es dar un pequeño paseo o hacer algún ejercicio ligero, como estirar las piernas, las manos o los dedos. Pero la gente también puede recargarse mirando al exterior un momento, leyendo algo relajante o poniéndose en contacto con un amigo y compartiendo algunos pensamientos". Así que, en cierto modo, no importa lo que hagas en esos diez minutos, siempre que te relaje. "Experimentarás y descubrirás por ti mismo lo que mejor te funciona", dice Macsinga. "Hay una serie de opciones prometedoras que pueden llevar a la recuperación en un corto período de tiempo, pero cada persona tiene que decidir por sí misma lo que más le conviene".

Rendimiento

Estos microdescansos pueden incluso beneficiar su rendimiento. Al menos, si realiza tareas que requieren menos energía cerebral. Por ejemplo, las pausas cortas parecen funcionar especialmente bien para las personas que realizan tareas rutinarias o creativas. Las personas que hacen tareas cognitivas y exigentes suelen beneficiarse de pausas más largas, durante las cuales tienen más tiempo para recuperarse.

Duración y frecuencia

Sin embargo, es imposible decir con exactitud la duración de la pausa y la frecuencia con la que debe tomarse, afirma Macsinga. Eso es diferente para cada uno. El trabajo físicamente exigente, por ejemplo, requerirá pausas diferentes del trabajo cognitivo. En resumen, la duración y la frecuencia dependen en gran medida de la profesión y del carácter exigente del trabajo. "Así que tómate descansos cuando te apetezca y haz algo agradable durante ese tiempo", aconseja Macsinga.

Sin embargo, las conclusiones del estudio demuestran que las micro pausas tienen un efecto positivo en muchas personas. Así que no te sientas culpable si vas a la máquina de café por enésima vez. Las personas que se toman descansos frecuentes suelen ser consideradas perezosas o improductivas. Pero, como muestran los resultados del estudio, las pausas cortas pueden ser realmente muy valiosas. Por lo tanto, puede ser una buena manera de aumentar el bienestar en el lugar de trabajo. En resumen, las pausas cortas son buenas para ti. ¡Nos vemos en diez minutos!

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto