¿Un depredador devorador de hombres? Un experto aconseja cómo evitar un ataque de tiburón

¿Cómo podemos evitar el ataque de un tiburón? ¿Y que hacer si nos ataca?

Los cineastas de Hollywood los han convertido en horribles bestias devoradoras de hombres. ¿Los ataques mortales de tiburones a mujeres turistas en Hurghada, Egipto, confirman esta reputación de los tiburones?

Entre las víctimas de los tiburones de este año se encuentran dos turistas (una austriaca y una rumana) que murieron el viernes pasado a manos de un depredador con cuerpo en forma de torpedo en la localidad egipcia de Hurghada, en el Mar Rojo. Se trata de un caso extraordinario, ya que los ataques de este tipo de parias son poco frecuentes.

Las estadísticas del grupo estadounidense International Shark Attack File, que hace un seguimiento de los ataques de tiburones en todo el mundo, muestran que los tiburones atacan a los seres humanos en entre 70 y 100 casos al año en todo el mundo (73 en 2021), y que entre 5 y 15 de esos ataques acaban con muertes humanas (11 el año pasado).

¿Qué sugieren estas cifras? Por ejemplo, que una persona tiene muchas más probabilidades de ahogarse, morir tras la mordedura de una serpiente, la picadura de una abeja o incluso la caída de un rayo, que de encontrarse en las fauces abiertas de un tiburón.

De los cientos de millones de personas que se adentran en las aguas de los mares u océanos al menos una vez al año, los tiburones matan a una decena. Sin embargo, la pregunta es:

¿Por qué un tiburón ataca a una persona?

Un estudio realizado por un equipo dirigido por la zoóloga Laura Ryan, de la Universidad Macquarie de Sidney (Australia), concluye que los ataques de tiburones a seres humanos suelen ser un error. Los humanos no son la presa que los tiburones ansían.

Los tiburones atacan a los humanos principalmente porque los confunden con focas, cefalópodos y otras presas naturales que se mueven en la superficie.

Los investigadores llegaron a esta conclusión analizando imágenes de nadadores y surfistas y comparándolas con la agudeza de la visión del depredador.

En un estudio publicado en el Journal of the Royal Society Interface, señalan que los tiburones no son buenos para discernir los detalles que los humanos. Las diferentes siluetas de los humanos y otros animales o los diferentes patrones de natación no son lo suficientemente distintos para que los tiburones los distingan. 

"No son asesinos descerebrados, simplemente nos parecemos a su comida", escribe Laura Ryan sobre los resultados de la investigación.

Sin embargo, frente a sus mandíbulas, no podemos estar seguros. Esto también se debe a que los científicos estaban estudiando un gran tiburón blanco, mientras que el tiburón mako aparentemente estaba atacando en el Mar Rojo.

Así que aquí tienes algunos consejos del reconocido experto en tiburones Richard Peirce:

Cómo evitar un ataque

  1. Nadar en grupo. Los tiburones suelen atacar a criaturas solitarias.
  2. No te bañes de noche, al amanecer o al atardecer. Es el momento en el que los tiburones son más propensos a ir tras su presa.
  3. No entre en el agua cuando esté sangrando. Los tiburones pueden oler la sangre y rastrear su origen. Por lo tanto, las mujeres que están menstruando deben permanecer en un lugar poco profundo y, preferiblemente, no entrar en el agua en absoluto.
  4. No orinar en el agua. La orina tiene un efecto similar al de la sangre en los tiburones.
  5. No lleve joyas brillantes en el agua. La luz reflejada se parece a las escamas de los peces que brillan en los ojos de los tiburones. Además, no lleves trajes de baño de colores brillantes que los tiburones puedan notar y que puedan atraer su atención.
  6. No te metas en aguas donde fluyan aguas residuales. Las aguas residuales atraen a los peces más pequeños, que a su vez atraen a los tiburones.
  7. Evite las aguas que se pescan y los lugares donde hay una mayor cantidad de cebo para los peces.
  8. No salpique. Y no te metas en el agua con las mascotas. El agua arremolinada atrae a los tiburones. "Cuando nadas y chapoteas, estás invitando directamente a los tiburones a que vengan a investigarte", advierte Richard Peirce en la web de la CNN.

"Un tiburón no tiene patas ni brazos. Si quiere explorar algo, la única opción que tiene es metérselo en la boca. Y esa es la causa de muchas mordeduras", explica Peirce.

Y cómo sobrevivir al ataque

  1. Haz todo lo que puedas para huir inmediatamente. Pero ¡cuidado!. "Que no cunda el pánico. No te pongas a chapotear. Solo aumentarás el interés de los tiburones", advierte Peirce: "Nada hacia los bajíos, pero despacio y con calma".
  2. No te hagas el muerto, es lo peor que puedes hacer. Un tiburón no es un oso. Los tiburones son carroñeros, prefieren las presas muertas, les resulta una comida fácil.
  3. No te hagas el muerto, es lo peor que puedes hacer. Un tiburón no es un oso. Los tiburones son carroñeros, prefieren las presas muertas, les resulta una comida fácil. Cuando pase nadando por delante de ti, gira la cabeza detrás del tiburón, obsérvalo e intenta mantener el contacto visual con él. "Los tiburones, como muchos depredadores, prefieren atacar cuando su presa no los puede ver", dice Peirce.
  4. Defiéndete. La mayoría de los consejos son golpear al tiburón en el hocico. Piensa en los afilados dientes que hay justo debajo. Así que es más seguro y eficaz dirigirse a las branquias, que son sensibles, o a los ojos.
Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto