Los hombres suelen vivir menos que las mujeres, una nueva investigaciones explica por qué

Los hombres viven menos que las mujeres, investigaciones descubre por qué

Una de las razones por las cuales los hombres mueren antes que las mujeres podría deberse a una pérdida constante del cromosoma Y masculino.

El cromosoma Y es uno de los cromosomas sexuales masculinos. Mientras que las mujeres tienen dos cromosomas X, los hombres tienen un cromosoma X y otro Y. Los investigadores han descubierto ahora en un nuevo estudio que, a medida que muchos hombres envejecen, cada vez más células pierden el cromosoma Y. Esto puede ser parte de la razón por la que la vida de los hombres es generalmente más corta que la de las mujeres.

Más sobre los cromosomas sexuales

Un cromosoma sexual es un cromosoma que determina el sexo. En el caso de los humanos (y de la mayoría de los mamíferos), dos cromosomas X dan lugar al sexo femenino, mientras que un cromosoma X y un cromosoma Y dan lugar al sexo masculino. En los pájaros, mariposas y polillas es al revés: los machos tienen dos cromosomas sexuales idénticos y los de las hembras son diferentes. Un pájaro con dos cromosomas Z es un macho. Si un pájaro tiene un cromosoma Z y un cromosoma W, es una hembra.

Se sabe que la esperanza de vida de las mujeres es mayor que la de los hombres. "Los hombres, sobre todo a partir de los 60 años, mueren antes que las mujeres", explica el investigador Kenneth Walsh.

Una vida más corta, cromosoma Y

Investigaciones anteriores han demostrado que los hombres de Estados Unidos viven una media de cinco años menos que las mujeres. Y ahora Walsh cree que puede explicar casi cuatro de los cinco años de diferencia. "Es como si envejecieran más rápido biológicamente", explica Walsh. "Los años de vida perdidos por la desventaja de supervivencia de los hombres son enormes. Y nuestra nueva investigación proporciona pistas importantes sobre por qué los hombres tienen una vida más corta que las mujeres".

Según Walsh, puede deberse a una pérdida constante del cromosoma sexual masculino, que desaparece de las células sanguíneas, en particular a medida que los hombres envejecen. Cuando las células se dividen, los cromosomas pasan enteros a las nuevas células. Pero a veces las cosas van mal y una nueva célula no recibe el cromosoma Y. El tabaquismo parece favorecer este proceso y hacer que el cromosoma Y desaparezca de las células sanguíneas con mayor frecuencia. Además, los científicos han observado anteriormente que los hombres que sufren una pérdida del cromosoma Y tienen más probabilidades de morir a una edad más temprana de ciertas enfermedades relacionadas con la edad, como la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, se cree que la nueva investigación de Walsh es la primera prueba contundente que demuestra que la pérdida de cromosomas tiene efectos perjudiciales directos en la salud masculina.

Walsh y su equipo basaron su trabajo en experimentos con la tecnología CRISPR más avanzada. Con ello, editaron los genes de varios ratones para entender mejor la consecuencia de la pérdida del cromosoma Y en las células sanguíneas. El equipo descubrió que la desaparición del cromosoma sexual masculino aceleraba la aparición de enfermedades relacionadas con la edad, hacía a los ratones más propensos a las cicatrices cardíacas y provocaba una muerte más temprana. Los investigadores determinaron que esto no era simplemente el resultado de la inflamación. En cambio, los ratones sufrieron una compleja serie de reacciones en el sistema inmunitario, que condujeron a un proceso denominado fibrosis. "Este tira y afloja dentro del sistema inmunitario bien podría acelerar el desarrollo de la enfermedad", escriben los investigadores.

Los investigadores también examinaron los efectos de la pérdida del cromosoma Y entre los hombres afiliados al Biobanco del Reino Unido (una enorme base de datos biomédica). El equipo llevó a cabo tres análisis diferentes y descubrió que la desaparición del cromosoma Y estaba asociada a las enfermedades cardiovasculares y a la insuficiencia cardíaca. Y también entre estos hombres estudiados, parece que cuanto mayor es la pérdida del cromosoma Y, mayor es el riesgo de muerte.

Medicina

Los hallazgos podrían ayudar a los hombres a vivir más tiempo y con más salud. Walsh sugiere que los hombres que sufren la pérdida del cromosoma Y (se estima que el 40 % de las personas de 70 años) podrían beneficiarse de un medicamento ya existente, la pirfenidona. Este fármaco se dirige a las cicatrices tisulares peligrosas y se utiliza para la fibrosis pulmonar, entre otras afecciones. Además, la pirfenidona se está probando para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca y la enfermedad renal crónica, dos enfermedades en las que las cicatrices de los tejidos son una característica. "Este fármaco también podría ayudar a contrarrestar los efectos nocivos de la pérdida de cromosomas", argumenta Walsh.

¿Cómo saber si se sufre una pérdida del cromosoma Y? En la actualidad, no hay una forma fácil de determinarlo. Sin embargo, Walsh y sus colegas han desarrollado una prueba (similar a las pruebas COVID-19) que puede detectar una pérdida del cromosoma Y. Sin embargo, esta prueba aún no está disponible fuera del laboratorio de Walsh. No obstante, según el investigador, esto podría cambiar en un futuro próximo. "Si el interés en esto continúa y efectivamente resulta ser un buen predictor de la enfermedad en los hombres, la prueba podría realizarse posiblemente de forma más rutinaria", concluye Walsh.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto