El herrerillo está cambiando de color y esto puede deberse al cambio climático

Algunas aves como el herrerillo cambian de color debido al cambio climático

El distintivo plumaje azul y amarillo abigarrado está mucho más desvanecido hoy en día.

El herrerillo (Cyanistes caeruleus) es un pajarito común y simpático que se ha adaptado al entorno humano. Por lo tanto, lo verá regularmente en su patio. Pero el cambio climático tampoco va a pasar de largo. Por ejemplo, los investigadores han observado un sorprendente cambio en la coloración de su plumaje.

El color del herreillo

El herrerillo se caracteriza por su llamativa coloración. Piensa en su llamativo "gorro" azul, su pecho amarillo y su estrecha franja ocular negra.

En el estudio, el equipo de investigación se centró en dos poblaciones diferentes de herrerillos que viven en el sur de Francia. Uno se encuentra cerca de la ciudad de Montpellier, en el sur de Francia, mientras que el otro vive en la isla de Córcega. Entre 2005 y 2019, los investigadores capturaron anualmente a todos los herrerillos que se reproducían y estudiaron, entre otras cosas, la coloración de las plumas. Durante todo el periodo de investigación, el equipo realizó más de 5 800 observaciones.

El color va cambiando 

Los resultados muestran que el color azules de hoy en día son diferentes a las de hace unos veinte años. Por ejemplo, los investigadores descubrieron que los "gorros" azules y las pechugas amarillas de los pájaros, tanto machos como hembras, son ahora menos coloridos de media que cuando comenzó el estudio. En definitiva, el característico plumaje abigarrado azul y amarillo es mucho más tenue en la actualidad. "El azul tiene un aspecto físicamente diferente y, concretamente, cambia su brillo e intensidad de color", afirma el investigador David López-Idiáquez.

El cambio climático es el culpable 

Según el equipo, solo hay un culpable. Argumentan que el cambio climático es el culpable, especialmente en Córcega. "Nuestro trabajo sugiere que los cambios ambientales, principalmente el cambio climático, podrían ser la razón principal", concluye López-Idiáquez. "Consideremos la combinación de un aumento de la temperatura (1,23 grados Celsius) y una disminución de las precipitaciones (0,64 mm)".

Plasticidad fenotípica

Cuando los hábitats están sujetos a cambios, los animales pueden responder de cuatro maneras. La primera es la adaptación genética, la segunda es la plasticidad fenotípica (donde los animales cambian físicamente sin adaptación genética), la tercera es la migración y la cuarta es la extinción. ¿Cuál se aplica al herrerillo? "Es importante destacar que el cambio en el color azul no es genético, sino plasticidad fenotípica", dice López-Idiáquez.

Comportamiento de apareamiento

Aunque el "desvanecimiento" observado del plumaje pueda parecer insignificante, los investigadores subrayan lo contrario. Este cambio puede tener consecuencias de gran alcance para el comportamiento de apareamiento del herrerillo. "En estas aves, características como su coloración actúan como señales para los congéneres", explica López-Idiáquez. "Refleja su 'calidad'. Y eso, a su vez, determina su comportamiento reproductivo".

Otros animales

El herrerillo no es, desde luego, el único pájaro que se ve espoleado por el cambio climático. Los investigadores ya han descubierto que muchos pájaros cantores americanos son ahora mucho más pequeños que antes, mientras que sus alas son unos milímetros más largos. Además, varios loros australianos parecen haber adquirido un pico cada vez más grande. Pero los cambios no se limitan a las aves. Algunas especies de mamíferos, como el ratón de bosque y la musaraña enmascarada americana, ya se están adaptando a las nuevas condiciones y tienen colas más largas y patas más grandes.

Aunque se podría decir que estos cambios observados en los animales son principalmente una buena noticia (parecen estar adaptándose al futuro clima más cálido), eso está por ver. Por un lado, implica que los animales están evolucionando en respuesta al cambio climático y, por tanto, tratando de sobrevivir. Pero, por otro lado, los científicos aún no han confirmado que los cambios físicos observados ayuden realmente a las poblaciones a sobrevivir. No obstante, el cambio físico no significa que los animales estén afrontando con éxito el cambio climático. Simplemente, significa que están evolucionando para sobrevivir. Que lo hagan con éxito es otra cuestión.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto