Se descubre vida en una región polar canadiense parecida a Marte

Vida en una zona casi imposible en una región en Canadá

En un entorno extremadamente salino, frío y sin oxígeno, parecen prosperar microorganismos aún desconocidos. Y eso es muy prometedor para nuestra búsqueda de vida alienígena.

En el extremo norte de Canadá se encuentra el llamado Lost Hammer Spring. Es un lugar inhóspito, situado a unos 900 kilómetros al sur del Polo Norte. El agua que fluye hacia la superficie a través de 600 metros de permafrost es extremadamente salada (con un contenido de sal del 24%), muy fría (la temperatura está por debajo del punto de congelación, en torno a los -5 grados Celsius) y casi no contiene oxígeno (1ppm de oxígeno disuelto). Dadas estas duras condiciones, probablemente no se podría pensar que ninguna vida podría prosperar aquí. Sin embargo, los investigadores han demostrado ahora lo contrario. Y con ello, también se ha hecho aún más plausible la posibilidad de que la vida haya existido (o siga existiendo) en Marte.

El contenido de agua del manantial de Lost Hammer es muy singular. La mayoría de los lagos glaciares son de agua dulce. Pero el agua del Lost Hammer Spring es supersalada. Esta salinidad es también la razón por la que el agua no se congela, incluso cuando las temperaturas son inferiores al punto de congelación.

Los científicos están muy interesados en entornos como Lost Hammer Spring. Las condiciones allí son análogas a las de ciertas zonas de Marte, donde ya se han encontrado depósitos de sal y posibles fuentes frías de sal. En resumen, el entorno extremadamente salino, muy frío y casi sin oxígeno del Ártico canadiense es el más parecido de cualquier lugar de la Tierra a algunas zonas de Marte. Así pues, si quiere saber más sobre las formas de vida que podrían haber existido (o tal vez seguir existiendo) en Marte, este es un buen lugar para echar un vistazo.

La vida descubierta

Fue un poco de trabajo. Sin embargo, tras muchas búsquedas en condiciones extremadamente difíciles, los investigadores han dado ahora una noticia extraordinaria. Mediante la secuenciación del ARNm en la región polar canadiense, similar a Marte, han descubierto efectivamente microbios aún desconocidos. "Tuvieron que pasar varios años de trabajo con el sedimento antes de que detectáramos con éxito comunidades microbianas activas", explica la investigadora Elisse Magnuson. "La salinidad del medio interfirió tanto en la extracción como en la secuenciación de los microbios. Pero encontrar pruebas de comunidades microbianas activas fue, en definitiva, una experiencia muy satisfactoria".

110 microorganismos

El equipo aisló y secuenció el ADN de la comunidad microbiana encontrada en el lago, lo que les permitió reconstruir los genomas de unos 110 microorganismos desconocidos hasta entonces. Estos genomas permitieron al equipo determinar cómo sobreviven y prosperan estas criaturas en un entorno único y extremo. Y eso nos lleva a nuevas e interesantes reflexiones. "Los microbios que hemos encontrado en el manantial de Lost Hammer son extraordinarios", afirma el investigador Lyle Whyte. "A diferencia de otros microorganismos, no dependen de la materia orgánica ni del oxígeno. En cambio, sobreviven comiendo y respirando compuestos inorgánicos simples como metano, sulfuros, sulfato, monóxido de carbono y dióxido de carbono. Todos estos son compuestos que también se encuentran en Marte".

Vida extraterrestre

El descubrimiento de vida en Lost Hammer Spring (descrito en la revista ISME Journal) hace un poco más plausible la existencia de formas de vida en entornos similares a los de Marte. "Los microbios encontrados pueden sobrevivir y prosperar en entornos muy extremos, tanto dentro como fuera de la Tierra", dice Whyte. Y eso es muy prometedor para nuestra búsqueda de vida extraterrestre. De hecho, es tan prometedor que la ESA está planeando probar los instrumentos que tiene previsto utilizar en la misión ExoMars en los sedimentos de Lost Hammer Spring.

Los siguientes pasos de la investigación consistirán en cultivar y seguir caracterizando a los miembros más abundantes y activos de la comunidad microbiana recién descubierta. De este modo, el equipo pretende comprender mejor por qué y cómo prosperan en el barro muy frío y salado de Lost Hammer Sprin  . Los investigadores esperan que esto, a su vez, ayude a explicar las trazas de azufre y carbono, entre otras cosas, que el explorador de Marte Curiosity encontró anteriormente en el cráter marciano Gale.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto