Dejar que sus hijos realicen las tareas de la casa estimula su función cerebral

Niños que realizan las tareas de casa tienden a mejorar y a estimular su función cerebral

Por ejemplo, los niños que cocinan regularmente una comida o deshierban las plantas tienen más probabilidades de sobresalir en la escuela y tener mejores habilidades para resolver problemas.

La limpieza es una tarea exhaustiva e interminable. ¿Es usted un padre que se hace cargo de toda la casa? Pues siga leyendo. Porque tu hijo sí que puede echar una mano, y no, eso no es trabajo infantil. De hecho, los niños que realizan regularmente tareas en la casa solo se benefician de ello.

Estudio

En un nuevo estudio, los investigadores analizaron a 207 niños de entre 5 y 13 años. Se pidió a los padres/cuidadores que rellenaran un cuestionario sobre el número de tareas que realizan sus hijos cada día y el grado de implicación de los niños en el hogar.

Preparar las comidas y deshierbar

Los investigadores descubrieron que puede ser especialmente beneficioso que los niños realicen regularmente tareas, por ejemplo, preparar la comida o deshierbar el jardín. "Los niños que lo hacen con regularidad tienen más probabilidades de destacar en otros aspectos de la vida", afirma la investigadora Deanna Tepper. "Por ejemplo, tienden a ser mejores en la escuela y tienen mejores habilidades para resolver problemas".

Desarrollo cognitivo

Así que hacer que los niños ayuden en la casa no solamente fomenta su independencia. Incluso tiene una influencia positiva en su desarrollo cognitivo. Por ejemplo, parecen tener una mejor memoria de trabajo y tienen mejores inhibiciones (la capacidad de pensar antes de actuar).

Explicación

Los investigadores también pueden explicar por qué hacer tareas en casa mejora la función cerebral. "Partimos de la base de que la mayoría de las tareas que realizan los niños requieren cierto grado de autorregulación", explica Tepper. "Además, tienen que mantener la atención, planificar y ser capaces de cambiar de tarea. Todo ello favorece el desarrollo del funcionamiento ejecutivo".

Más sobre el funcionamiento ejecutivo

El término funcionamiento ejecutivo se refiere a las funciones del pensamiento que se necesitan para funcionar con éxito en la vida cotidiana, con todos los retos o cambios que esta conlleva. Las funciones ejecutivas son, en realidad, un conjunto de habilidades cognitivas necesarias para controlar y autorregular el comportamiento. Las funciones ejecutivas incluyen la capacidad de recordar y utilizar los conocimientos recién adquiridos, inhibir las respuestas automáticas, concentrarse en una tarea concreta y alternar entre diferentes tareas.

Por eso, al implicar a tu hijo en las tareas domésticas, le estás dando un importante empujón que podrá emplear más adelante en su vida. "Los deterioros o retrasos en el desarrollo del funcionamiento ejecutivo pueden conducir a problemas de autorregulación, planificación o resolución de problemas cuando son adultos", dice Tepper. "Además, puede tener implicaciones para su rendimiento en la lectura y el cálculo. También puede ser un importante predictor de su rendimiento escolar general en la infancia posterior".

Estimula el desarrollo del funcionamiento ejecutivo

Significa que, como padre, puedes inventar tareas para tu hijo (que, por supuesto, están bien adaptadas a su edad y capacidades) para estimular el desarrollo del funcionamiento ejecutivo. "Las investigaciones demuestran que es posible mejorar las funciones ejecutivas desarrollando actividades y rutinas personales de aprendizaje", dice Tepper.

Así que no te sientas culpable por empujar esa cuchara de madera o esa azada en la mano de tu hijo. No hay nada malo en involucrar a tu hijo en el hogar desde una edad temprana y darle responsabilidades. Compartir las tareas no solo hace que usted esté menos ocupado, sino que hacer las tareas realmente estimula la función cerebral de su hijo. Ahora está científicamente demostrado.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto