Turismo espacial, el primer hotel en órbita planeado para 2026

El turismo en el espacio podría estar listo para 2027

El turismo espacial es un placer para unos pocos elegidos. Todavía no encontrarás hoteles espaciales en el buscador de Internet. Cuando eso cambie, uno de los destinos podría llamarse Pioneer.

La empresa Orbital Assembly planea construir una estación de gravedad artificial en la órbita terrestre para finales de 2025, esto se empleará tanto para la investigación como para las vacaciones.

La estación Pioneer, que la empresa californiana presenta en su página web, ofrecerá a los visitantes un cómodo entorno de gravedad. En lugar de mirar al jardín o al mar, mirarán a las estrellas y a la Tierra.

La empresa ha dado a conocer los detalles del proyecto previsto y ha empezado a buscar inversores.

Entre la realidad y la ciencia ficción

La estructura circular para 28 visitantes, con cinco módulos habitables, parece sacada de la película 2001: Odisea del Espacio, de Stanley Kubrick.

Se basa en un concepto del ingeniero Vernher von Braun, que diseñó el trazado hace 66 años. Por eso el hotel iba a llevar el nombre de Braun. Pero entonces los responsables del proyecto se dieron cuenta de que podían desanimar a algunos inversores y le cambiaron el nombre.

(Von Bran es famoso por construir el cohete que llevó a los estadounidenses a la luna. Antes, sin embargo, fue el diseñador jefe de los cohetes nazis).

La estructura circular, de 60 metros de diámetro, girará alrededor de su centro a una velocidad que creará una gravedad similar a la de la superficie lunar en los módulos de habitabilidad, que es una sexta parte de la gravedad terrestre.

Así, los visitantes de la estación podrán moverse mientras comen o beben y no tendrán que estar atados a una cama antes de irse a dormir. La gravedad artificial es también una forma de mitigar los efectos nocivos para la salud de la ingravidez o la microgravedad en el cuerpo humano.

Como un cubo de agua que gira

Al comentar la gravedad en Pioneer, Tim Alatorre, diseñador principal de Orbital Assembly, dijo: "La estación gira, la fuerza centrífuga empuja el contenido hacia el perímetro de la estación, y así es como se genera la gravedad. Es como hacer girar un cubo de agua: el agua se queda en su sitio, presionada contra el fondo".

La estación está diseñada para orbitar la Tierra a una altitud de 500 a 550 kilómetros, 100 kilómetros más alta que la ISS. Una órbita del planeta debería durar una hora y media.

"El proyecto Pioneer es una estación segura y fiable que generará beneficios tanto por su uso turístico como comercial", cita la revista Gizmodo a Rhonda Stevenson, directora ejecutiva de Orbital Assembly.

La empresa planea terminar la construcción en 2025, pero la experiencia con proyectos similares sugiere que no deberíamos tomarnos esa fecha demasiado en serio.

La construcción de una estación de este tipo es una idea maravillosa, pero requiere un gran esfuerzo técnico y de inversión.

El hotel espacial Voyager tendría una capacidad de 400 personas
El proyecto de hotel espacial Voyager seguirá a Pioneer| fuente: Profimedia

Mientras tanto, la estación Pioneer es solo uno de los dos diseños de estaciones espaciales comerciales que la empresa está desarrollando actualmente. La primera es la estación Voyager, anunciada ya en 2021. Este lujoso complejo espacial está diseñado para acoger a 400 huéspedes a la vez.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto