Investigadores desarrollan el robot más pequeño del mundo, es incluso más pequeño que una pulga

Una vista ampliada del diminuto cangrejo robot de pie sobre el borde de una moneda., El robot más pequeño del mundo

El robot teledirigido tiene un tamaño de solo medio milímetro y podría utilizarse en operaciones quirúrgicas en el futuro.

Los ingenieros han desarrollado el robot teledirigido más pequeño de la historia. Lo escriben en la revista Science Robotics. El microrobot, que ha adoptado la forma de un cangrejo, tiene un tamaño de solo medio milímetro y es extremadamente maniobrable: puede caminar, doblarse, girar, arrastrarse e incluso saltar.

¿Cómo se mueven?

El minúsculo cangrejo robot en cuestión, que es más pequeño que una pulga, no se alimenta de hardware complejo ni de electricidad como muchos otros robots. En su lugar, el microrobot se mueve gracias a la resistencia elástica de su cuerpo. "Nuestra tecnología permite una variedad de movimientos controlados", explica el investigador Yonggang Huang. "Puede caminar a una velocidad media de la mitad de la longitud de su cuerpo por segundo. Es todo un reto conseguirlo a tan pequeña escala".

Para conseguirlo, los investigadores recurrieron al láser. Para que el robot caminara, los investigadores apuntaron un rayo láser a puntos específicos del "cuerpo" del cangrejo robot. Esto calienta estas "partes del cuerpo". Una fina capa de vidrio garantiza que el robot adopte su forma original cuando se enfríe. Y así es como se mueve el micro-robot.

Uso del láser

El láser también determina la dirección de marcha del robot. Por ejemplo, al disparar a la izquierda, el robot se mueve de derecha a izquierda desde su punto de vista. "Como estos robots son tan pequeños, también se enfrían rápidamente", explica el investigador John Rogers. "Así que si hacemos robots aún más pequeños, pueden correr aún más rápido".


Ejército de microrobots

No es la primera vez que los investigadores desarrollan microrobots. Ya han construido con éxito gusanos robot microscópicos, grillos y escarabajos. No hace mucho, también consiguieron crear un auténtico microchip volador, que se convirtió en el dispositivo volador más pequeño del mundo. "La robótica es un campo de investigación apasionante", explica Rogers. "Y el desarrollo de robots a microescala es un tema divertido para la exploración académica".

Intervenciones quirúrgicas

Aunque el desarrollo del minúsculo cangrejo robótico es todavía solo exploratorio, los ingenieros creen que estos microrobots podrían ser útiles a largo plazo. Por ejemplo, su tecnología recién desarrollada podría acercar la realización de microrobots que realicen tareas prácticas en espacios reducidos. "Los microrobots podrían hacer reparaciones en las máquinas", sugiere Rogers. "Podrían incluso ayudar en procedimientos quirúrgicos. Piensa en dilatar arterias obstruidas, detener hemorragias internas o extirpar tumores cancerosos".

Aunque esto todavía está en el futuro, el estudio de los investigadores muestra ciertamente el potencial de los microrobots. Y no solo vienen en forma de insectos o crustáceos, por cierto: todo es posible. "Con nuestras técnicas, podemos construir robots móviles de casi cualquier forma o tamaño en 3D", dice Rogers. Así que es solo cuestión de tiempo que los investigadores den con otro animal robot.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto