Nuevas imágenes de extraños círculos de emisión de radio en el espacio

Los astrónomos han captado las imágenes más claras que se tiene hasta ahora de los extraños círculos de radio: misteriosos círculos de emisiones de radio en el universo. Todos los círculos parecen tener una galaxia en su centro, con un agujero negro supermasivo en su interior.

Por fin tenemos una imagen más clara de uno de los fenómenos más extraños del cielo estrellado. Estos círculos radioeléctricos, conocidos como ORC por sus siglas en inglés, son regiones circulares en las que gobiernan las ondas de radio. Estos círculos no parecen emitir radiación en otras longitudes de onda. Esto es diferente de muchos otros objetos cósmicos, que pueden ser observados con otras frecuencias, además de la de radio.

Historia del círculo

El equipo del astrónomo Ray Norris, de la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Commonwealth de Australia, observó por primera vez estos extraños círculos en 2020. Los círculos salieron a la luz gracias a un radiotelescopio, el Australian Square Kilometre Array Pathfinder.

Hasta ahora, los astrónomos han descubierto cinco. También hay una serie de avistamientos no confirmados. Los círculos tienen una extensión de aproximadamente un millón de años luz. Eso es más grande que incluso las mayores galaxias espirales.

Para tres de los cinco ORC confirmados, los astrónomos ya habían visto que tienen una galaxia en su centro. Esto fue un indicio de que los círculos podrían haber sido creados por algún proceso dentro de las galaxias.

Agujero negro activo

Norris y sus colegas han utilizado ahora el telescopio MeerKAT de Sudáfrica para tomar la imagen más nítida hasta ahora de un ORC. Las nuevas observaciones muestran que todos los ORC tienen galaxias en su núcleo. Cada una de estas galaxias, a su vez, contiene un agujero negro supermasivo activo.

Uno de los ORC. Imagen: J. English, EMU, MeerKAT, DES.

Según Norris, esto significa que los ORC surgen de una de estas tres maneras: pueden ser restos de una explosión masiva en sus galaxias anfitrionas, pueden provenir del material arrojado por los agujeros negros supermasivos, o surgen de la energía residual de los estallidos que se producen cuando se forman las estrellas.

Se necesitan más observaciones para determinar cuál de estas opciones es la correcta. Se espera que el Square Kilometre Array, una enorme red de radiotelescopios en Australia y Sudáfrica que entrará en funcionamiento en 2028, encuentre muchos más ORC. Eso podría ayudar a desvelar el misterio del círculo de una vez por todas.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto