¿Por qué la mayoría de los fumadores no tienen cáncer de pulmón?

La mayoría de los fumadores no tienen cáncer de pulmón, pero...

El consumo de cigarrillos es la principal causa de cáncer de pulmón. Sin embargo, solo una minoría de fumadores desarrolla la enfermedad. Un nuevo estudio sugiere por qué.

¿Qué determina qué fumadores padecen cáncer de pulmón y cuáles lo evitan? Los científicos aún no saben la respuesta a esa pregunta. Pero están en ello.

Cómo determinar la propensión al cáncer

Un estudio dirigido por investigadores de la Facultad de Medicina Albert Einstein de Nueva York, y publicado en Nature Genetics, sugiere que el organismo de algunos fumadores está dotado de potentes mecanismos de protección contra el cáncer de pulmón mediante la supresión de mutaciones. Este hallazgo podría ayudar a identificar a los fumadores que corren riesgo de padecer la enfermedad y que requieren un estrecho seguimiento.

"Nuestros hallazgos pueden ser un paso importante hacia la prevención y la detección temprana del riesgo de cáncer de pulmón. Podrían alejarnos de los actuales esfuerzos hercúleos necesarios para luchar contra las enfermedades en fase avanzada, que requieren valiosos recursos y están asociados al sufrimiento", cita el sitio web Science Daily a uno de los autores del estudio, Simon Spivack, profesor de medicina.

Desde hace mucho tiempo se cree que el tabaquismo conduce al cáncer de pulmón al desencadenar mutaciones en el ADN de las células pulmonares normales. "Sin embargo, esto no podía probarse hasta nuestro estudio porque no había forma de determinar con precisión la cantidad de mutaciones en las células", dijo el genetista molecular Jan Vijg, otro coautor del estudio, a Science Daily

Vijg resolvió este problema hace unos años. Desarrolló un método mejorado para secuenciar los genomas de las células.

Los investigadores de la Facultad de Medicina Albert Einstein, de carácter privado, utilizaron este método para comparar el paisaje mutacional de las células que recubren los pulmones de dos tipos de personas: catorce no fumadores de entre 11 y 86 años y diecinueve fumadores de entre 44 y 81 años. En el segundo grupo, todos fumaban al menos un paquete de cigarrillos al día durante mucho tiempo.

Resultado sorprendente

Los investigadores recogieron células epiteliales pulmonares normales de pacientes que se sometieron a una broncoscopia (método empleado para examinar las vías respiratorias inferiores a simple vista). Estas células sobreviven durante años, a veces décadas, por lo que pueden absorber mutaciones, incluso las que pueden llegar a ser cancerosas.

Los investigadores han descubierto que las mutaciones se acumulan en las células pulmonares tanto de los no fumadores como de los fumadores a medida que envejecen. Pero los fumadores tenían un número significativamente mayor.

"Este hallazgo confirma que el tabaquismo aumenta el riesgo de cáncer de pulmón al incrementar el número de mutaciones, tal y como se pensaba anteriormente. Esta es probablemente una de las razones por las que tan pocos no fumadores padecen cáncer de pulmón. En los fumadores de toda la vida, la enfermedad se presenta en el 10 o el 20 % de los casos", dijo el profesor Spivack.

El estudio descubrió que el número de mutaciones celulares en las células pulmonares aumentaba en línea recta con el número de años fumados, y esto también aumentaba el riesgo de cáncer. Pero lo que es notable: El aumento de las mutaciones celulares se detuvo después de 23 años de fumar.

"Los fumadores más intensos que cruzaron este umbral no tenían la mayor carga de mutaciones. Nuestros datos sugieren que fueron capaces de sobrevivir tanto tiempo a pesar de fumar mucho porque suprimieron la acumulación de mutaciones. Probablemente, tenían sistemas muy potentes para reparar el ADN dañado o desintoxicar el humo del cigarrillo", explicó Spivack.

Este hallazgo está llevando a los científicos a una nueva dirección en la investigación. "Ahora intentaremos desarrollar nuevas pruebas que puedan medir la capacidad de reparar o desintoxicar el ADN. Esto podría darnos una nueva forma de evaluar el riesgo de cáncer de pulmón", afirma Science Daily citando al genetista Jan Vijg.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto