La vida en la Tierra pudo haber iniciado mucho antes de lo que creíamos

Rocas prehistóricas sugieren que la vida en la tierra comenzó mucho antes de lo que pensábamos

Unas huellas dejadas en piedras prehistóricas y recientemente descubiertas sugieren que la vida en la Tierra nació hace cuatro mil millones de años. Eso es más de 500 millones de años antes de lo que los científicos pensaban.

Las estructuras del interior de las rocas cercanas al pueblo de Inukjuak, en la provincia canadiense de Quebec, están cambiando nuestro conocimiento de las primeras formas de vida en la Tierra. Su análisis, descrito en un estudio publicado en el sitio web Science Advances, muestra que probablemente formaba parte de un sistema de respiraderos hidrotermales de aguas profundas que dio cobijo a las primeras formas de vida hace unos 3750 y 4280 millones de años.

El microfósil más antiguo conocido hasta la fecha era una muestra que tenía "solo" 3420 millones de años.

Todo lo que se necesitó fue una órbita alrededor de la galaxia

El estudio original de la muestra prehistórica ODKUD se remonta a 2017, cuando los investigadores describieron una serie de tubos microscópicos encontrados dentro de la roca. Incluso entonces, algunos creían que eran restos de antiguos microorganismos. Sin embargo, eran una minoría.

Diminutos filamentos y tubos en un afloramiento de roca de cuarzo
Diminutos filamentos y tubos en un afloramiento de roca de cuarzo en la zona del pueblo de Inukjuak, en la provincia canadiense de Quebec. Probablemente, formaron parte de un sistema de respiraderos hidrotermales de aguas profundas que albergó las primeras formas de vida en la Tierra hace entre 3770 y 4300 millones de años.

Las manifestaciones de la vida antigua suelen explicarse como el resultado de procesos químicos que no requieren vida. Sin embargo, un nuevo estudio de la misma muestra de roca ha descrito nuevas formas microscópicas que apuntan a rastros de vida.

La más notable es una estructura de casi un centímetro de largo que se asemeja a un "tallo", y que los investigadores no han averiguado cómo pudo formarse sin la contribución de la vida. No se ha descrito antes ninguna estructura de este tipo formada por medios abióticos no relacionados con organismos vivos.

"Nuestra investigación sugiere que muchos tipos de bacterias existían en la Tierra hace 3750 y 4280 millones de años. Por tanto, la vida podría haber comenzado tan pronto como 300 millones de años después de la formación de la Tierra. En términos geológicos, eso es poco tiempo: más o menos una órbita del sistema solar alrededor del centro de la galaxia", declaró a la revista Forbes Dominic Papineau, profesor de geoquímica del University College de Londres, que dirigió el estudio sobre las rocas.

El origen biótico, basado en organismos vivos, también se apoya en la ubicación de la roca. Hace unos cuatro mil millones de años, se encontró en el lugar de las fuentes hidrotermales del fondo marino. Se cree que en estos respiraderos se acumularon las sustancias químicas y la energía necesarias para dar lugar a las formas de vida primitivas.

¿Cambiará nuestra visión de la vida?

Originalmente, la roca supracrustal Nuvvuagittuq de Canadá se encontraba en el fondo marino, pero a lo largo de miles de millones de años, junto con la deriva continental, todo el fondo marino se elevó por encima de la superficie y se convirtió en parte de lo que es ahora el cinturón de piedra verde Nuvvuagittuq en la orilla oriental de la bahía de Hudson, en el norte de Quebec. Se ha determinado que la edad de las rocas allí es de hasta 4280 millones de años. Son las rocas intactas más antiguas conocidas en la Tierra hasta la fecha. La muestra actual es una de ellas.

Sin embargo, antes de reescribir los libros de texto, habrá que verificar el estudio y seguir estudiando la muestra. Los científicos deberían intentar crear estructuras similares de forma abiótica en una roca con alto contenido en hierro y silicio. Un análisis más detallado debería descartar la posibilidad de que las estructuras se hayan formado posteriormente en la roca.

Esperanza de vida extraterrestre

Si se disipan las dudas, quedará claro que la vida estaba presente en la Tierra ya 300 millones de años después de su formación. Esta conclusión no solo supondría una ampliación de la última fecha actual, sino también una intrigante posibilidad para los buscadores de vida más allá de la Tierra.

Si la vida en la Tierra surgiera tan rápidamente, daría crédito a la hipótesis de que el origen de la vida fue algo natural e inevitable. Y eso, a su vez, apoyaría la posibilidad de que se encuentren formas de vida al menos primitivas en planetas o lunas cercanas.

Las pequeñas pistas inscritas en una vieja piedra podrían tener un significado cósmico.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto