La dispersión oceánica se ralentiza y los científicos no saben por qué

El llamado dispersión oceánica se empezó a ralentizar y los científicos no tienen ni idea de por qué pasa eso

Unas tasas de dispersión más lentas pueden conducir a una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de los volcanes. Y por eso los investigadores quieren llegar al fondo de esto.

En un nuevo estudio, los científicos han analizado la llamada "dispersión oceánica" durante los últimos 19 millones de años. Esto llevó a un descubrimiento sorprendente. Porque el análisis muestra que la dispersión oceánica actual es mucho más lenta. ¿Pero por qué?

Dispersión oceánica

Impulsada por la tectónica de placas, una nueva corteza oceánica se forma constantemente a lo largo de los miles de kilómetros de grietas en el fondo del mar. En cierto sentido, se podría decir que la superficie de la Tierra está creciendo aquí. Pero nuestro planeta no se agranda, porque el crecimiento se compensa con la subducción que tiene lugar en otros lugares. En este proceso, la vieja corteza es derribada. Desde el manto terrestre, el material caliente asciende en forma de magma, que llena el espacio creado en la corteza. Este magma provoca entonces un vulcanismo en el límite de la placa, formando una nueva corteza de magma solidificado. Una vez en la superficie, la corteza se enfría y se aleja de la fisura, donde puede formarse más corteza nueva. Este ciclo se denomina propagación oceánica.

Velocidad

La velocidad de propagación de los océanos determina muchos procesos globales, como el nivel del mar y el ciclo del carbono. Cuando la propagación oceánica se acelera, puede provocar más vulcanismo, que a su vez libera más gases de efecto invernadero. Si la distribución oceánica se ralentiza, puede provocar una disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de los volcanes. En resumen, descifrar los índices de dispersión ayuda a cartografiar los cambios a largo plazo en la atmósfera.

Estudio

En el nuevo estudio, el equipo estudió 18 dorsales oceánicas diferentes donde se produce la dispersión oceánica. En particular, los investigadores se centraron en las crestas del Océano Pacífico oriental. Los investigadores determinaron la edad del fondo marino para calcular la cantidad de corteza oceánica que había formado cada cresta en los últimos 19 millones de años.

Más lento

Los resultados muestran que cada cresta evolucionó de forma un poco diferente; algunas se alargaron y otras se redujeron. Pero, sorprendentemente, había un denominador común: en casi todas las dorsales, la propagación oceánica se ha ralentizado. De hecho, los investigadores hicieron el sorprendente descubrimiento de que la distribución oceánica media se ha ralentizado hasta en un 40 % en los últimos 19 millones de años.

¿Por qué?

La pregunta apremiante es, por supuesto, por qué se ha ralentizado la distribución oceánica. Sin embargo, esto no es tan fácil de averiguar, en parte debido a la lenta y constante autodestrucción del fondo marino (en las mencionadas zonas de subducción). "Sabemos más sobre las superficies de algunos otros planetas que sobre nuestro propio fondo marino", afirma la investigadora Colleen Dalton. "Uno de los retos es la falta de conservación. El fondo marino se está destruyendo, así que no tenemos toda la información".

Zonas de subducción

Los investigadores tienen una teoría. Sospechan que la respuesta está en las zonas de subducción. Por ejemplo, cuando los Andes crecen en el borde occidental del continente sudamericano, las montañas presionan la corteza. "Piense en ello como un aumento de la fricción entre dos placas tectónicas que chocan", explica Dalton. "Un retraso en la convergencia allí podría causar eventualmente un retraso en la propagación en las crestas montañosas cercanas".

Combinación

Sin embargo, Dalton señala que esta fricción adicional no tiene por qué ser la única causa de la desaceleración. Los procesos a mayor escala, como los cambios en la convección del manto, también podrían desempeñar un papel. "Con toda probabilidad, es una combinación de ambas cosas", concluye.

Entonces, ¿por qué se ha ralentizado la dispersión oceánica? Por el momento, los investigadores no saben responder a esta pregunta. Para desvelar el misterio, Dalton espera recoger los índices de dispersión absolutos y localizados en una investigación de seguimiento. Al hacerlo, cree que puede determinar mejor la causa de la desaceleración.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto