Desarrollan método que hace que las células de la piel sean 30 años más joven

Tecnología de rejuvenecimiento celular

La exposición a determinadas moléculas puede revertir el envejecimiento de las células de la piel preservando su función.

Los investigadores han desarrollado un método que retrasa 30 años el reloj biológico de las células de la piel. Para ello, transformaron las células adultas en células madre. Se trata de células en una fase temprana, en la que normalmente todavía tienen que elegir en qué tipo de célula se van a convertir. En el futuro, esta técnica podría ayudar a tratar enfermedades de la piel.

De vuelta al punto de partida

En 2007, el premio Nobel Shinya Yamanaka, de la Universidad de Kioto (Japón), desarrolló una técnica que puede convertir las células maduras de la piel en células madre. La introducción de cuatro moléculas especializadas en la piel, denominadas factores yamanaka, puede revertir el desarrollo celular. Tras la exposición a los factores, se necesitan unos 50 días para reprogramar las células normales en las llamadas células madre pluripotentes inducidas (iPSC).

Cuando se convertía una célula en una iPSC, se perdía el tipo de célula original y su función", afirma el ingeniero biomédico Diljeet Gill, del Instituto Babraham (Reino Unido). Gill y sus colegas han desarrollado ahora una técnica que utiliza los factores yamanaka para rejuvenecer las células de la piel sin que pierdan su función original como células cutáneas.

Los investigadores recogieron muestras de células de la piel de tres personas, con una media de edad de unos cincuenta años. A continuación, los científicos expusieron estas muestras a los factores yamanaka durante solo trece días para rejuvenecer un poco las células. Seguidamente, eliminaron los factores yamanaka y dejaron que las células siguieran creciendo.

Reloj apagado

A medida que envejecemos, ciertas sustancias se adhieren a nuestro ADN. Estos marcadores delatan la edad de nuestro cuerpo. Este sistema se conoce como nuestro reloj epigenético. Con el tiempo, algunos de nuestros genes se activan o desactivan por medio de estos marcadores moleculares. El conjunto de estos genes activados se denomina transcriptoma.

Células de fibroblastos coloreadas en la piel bajo el microscopio
Células de fibroblastos coloreadas en la piel bajo el microscopio. Las células de la piel reprogramadas se comportan de forma más joven. Flickr / Microscopía ZEIS. CC2.0.

Gill y su equipo descubrieron que el reloj epigenético y los perfiles del transcriptoma de las células parcialmente reprogramadas se correspondían con los perfiles de las células de la piel de personas 30 años más jóvenes. Las células rejuvenecidas funcionaban realmente como células más jóvenes. Produjeron más colágeno que las células que no habían sido reprogramadas.

Cuando las células reprogramadas se colocaron en una herida artificial, también cerraron la herida mucho más rápido que las células antiguas. Cuando los jóvenes se cortan, tardan menos en curarse que yo", afirma el epigenético Wolf Reik, también del Instituto Babraham. Este resultado es emocionante. No solo la célula es molecularmente más joven, sino que también funciona más como una célula joven".

Joven pero funcional

El mayor paso adelante es que ahora podemos rejuvenecer sustancialmente las células sin cambiar su función, dice Reik. En las investigaciones anteriores se acabó con una célula madre, que no sirve para el tratamiento de enfermedades.

En el futuro, esta técnica podría ser útil para tratar afecciones de la piel, como quemaduras y úlceras. Una ventaja adicional es que las células no son rechazadas por el cuerpo del paciente, ya que son sus propias células, dice Gill.

Hasta ahora sólo hemos probado esta técnica con células de la piel. Tenemos curiosidad por ver si podemos utilizarlo también en otros tipos de células", afirma Gill.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto