Barco de 4000 años excavado en la ciudad Sumeria de Uruk

En el sur de Irak, cerca de las ruinas de la antigua ciudad sumeria de Uruk, los arqueólogos han desenterrado un barco de aproximadamente 4.000 años de antigüedad. La embarcación ya había sido descubierta durante un estudio exploratorio en 2018 (de hecho, parte de la embarcación había sido levantada sobre el suelo en ese momento, debido a la erosión del terreno). Este año, los arqueólogos decidieron excavar el barco en su totalidad para evitar daños.

Los historiadores consideran que Uruk es una de las ciudades más antiguas del mundo. La ciudad surgió a principios del cuarto milenio a.C., y estuvo habitada ininterrumpidamente durante unos 4.500 años. Desde aproximadamente el 3500 a.C., Uruk también fue la capital de los sumerios, una de las civilizaciones más antiguas del mundo.

Sumeria alrededor del año 2350 antes de Cristo. Vía Wikimedia Commons.

Investigaciones anteriores

En 2018, arqueólogos del Instituto Arqueológico Alemán llevaron a cabo un estudio sistemático en la zona de Uruk, documentando todos los hallazgos arqueológicos conocidos en la región. Los restos de los numerosos canales, ahora secos, las tierras agrícolas y los asentamientos, muestran que la zona estaba relativamente poblada en aquella época. Durante esta investigación, los arqueólogos descubrieron accidentalmente un barco de miles de años de antigüedad, que sobresalía parcialmente del suelo. Al principio, los arqueólogos hicieron poco con su descubrimiento, pero este año las cosas cambiaron. Debido a la mayor erosión del suelo y al hecho de que el barco está situado cerca de una carretera con mucho tráfico, decidieron excavarlo para evitar que se dañara.

Restos de Uruk en la actualidad. Andy Holmes vía Wikimedia Commons.

Objeto frágil

Era un trabajo que había que hacer con cuidado, ya que el barco de siete metros de largo era muy frágil. Esto no es sorprendente, porque la vasija ha estado probablemente enterrada aquí durante unos 4.000 años. El barco estaba formado por un interior de material orgánico (caña, hojas o madera) que se había podrido, rodeado por una capa de betún. Se trata de una mezcla líquida que se vuelve impermeable cuando se seca. Hoy en día solo queda esta capa de betún. Los arqueólogos sospechan que el barco se hundió en el río hace 4.000 años, y que luego se hundió lentamente en el lecho del río a lo largo de los años.

Un arqueólogo excava cuidadosamente el barco. Instituto Arqueológico Alemán.

¿Y ahora?

Durante la excavación, los arqueólogos aplicaron una capa de arcilla y yeso al barco para proteger el frágil hallazgo y poder extraerlo del suelo en una sola pieza. Después de esto, el hallazgo fue trasladado al Museo Nacional de Irak en Bagdad, donde los arqueólogos iraquíes lo examinarán más a fondo. Tras esta investigación, el barco se expondrá en el museo.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto