Hubble rompe récord y descubre la estrella más lejana jamás vista

La estrella, a la que se ha dado el nombre de Earendel, fue encontrada a una distancia de nada menos que 12.900 millones de años luz.

Se ha batido el récord. El telescopio espacial Hubble ha detectado la luz de una estrella que existió en los primeros mil millones de años después del nacimiento del universo. El telescopio espacial hace así historia. Nunca antes se había descubierto una estrella tan lejana.

Récord anterior

El descubrimiento supone un enorme salto atrás en el tiempo en comparación con el anterior poseedor del récord. En 2018, el Hubble observó la luz de una estrella a una distancia de más de nueve mil millones de años luz. En aquella época, el universo solo tenía 4.400 millones de años, es decir, el 30 % de su edad actual. Aunque eso ya era un gran hito, ahora se ha mejorado el récord de distancia.

Conoce a la estrella Earendel

La estrella recién descubierta ha recibido el nombre de Earendel, que significa "estrella de la mañana" en inglés antiguo. Earendel está tan lejos que su luz ha tardado 12.900 millones de años en llegar a la Tierra. Esta estrella existió en la "infancia" de nuestro universo, cuando este tenía únicamente el 7 % de su edad actual. Los objetos más pequeños observados anteriormente a esas distancias son cúmulos de estrellas incrustados en galaxias primitivas.

La estrella apodada Earendel, mostrada aquí con una flecha. Imagen: NASA, ESA, B. Welch (JHU), D. Coe (STScI), A. Pagan (STScI)

Los investigadores están gratamente sorprendidos con el descubrimiento. "Al principio casi no lo creíamos", recuerda el investigador Brian Welch. "Esta estrella está mucho más lejos que la anterior poseedora del récord. Normalmente, las galaxias enteras se ven como pequeñas manchas a esta distancia, con la luz de millones de estrellas que se fusionan. Sin embargo, la galaxia que alberga a Earendel ha sido ampliada y distorsionada por una "lente gravitacional" (ver recuadro) y ahora ha adoptado la forma de una larga media luna".

Más información sobre las lentes de gravedad

Una lente gravitacional es una especie de lupa cósmica y curva la luz de los objetos lejanos. Supongamos que dos galaxias, vistas desde la Tierra, se sitúan una detrás de la otra. Una galaxia está a cinco mil millones de años luz de nuestro planeta, mientras que la otra está a ocho mil millones de años luz. La luz de la galaxia lejana pasa por la galaxia en primer plano y es desviada y posiblemente amplificada.

El descubrimiento significa que podemos comprender mejor una época aún desconocida de la historia de nuestro universo. "Earendel existió hace tanto tiempo que es posible que no existan los mismos recursos que las estrellas en la actualidad", explica Welch. "Estudiar a Earendel será una ventana a una época del universo que desconocemos, pero que condujo a todo lo que conocemos. Es como si hubiéramos leído un libro muy interesante, pero hubiéramos empezado por el segundo capítulo. Y ahora tenemos la oportunidad de ver cómo empezó todo".

Estrella pesada

El equipo de investigación estima que Earendel tiene al menos 50 veces la masa de nuestro sol y es millones de veces más brillante. Esto significa que puede competir con las estrellas más pesadas que conocemos. Pero incluso una estrella tan brillante y masiva sería imposible de ver a una distancia tan grande sin la ayuda de una lente gravitacional causada por un enorme cúmulo de estrellas que se encuentra entre nosotros y Earendel. Los astrónomos esperan que Earendel siga magnificado durante muchos años.

James Webb

A finales de este año, el recién lanzado telescopio James Webb estudiará la lejana estrella. Se espera que Webb pueda revelar más información sobre la estrella, incluyendo su edad, temperatura, masa y radio. Si las investigaciones posteriores demuestran que Earendel está compuesta únicamente de hidrógeno y helio, podría ser la primera prueba de las legendarias estrellas de la Población III, que se cree que fueron las primeras estrellas que se formaron después del Big Bang.

Más información sobre las estrellas de la Población III

Las estrellas de la población III vivieron muy poco tiempo, posiblemente unos cientos de miles de años, pero fueron importantes para la "evolución" del universo. Estas estrellas transformaron rápidamente los elementos ligeros en otros más pesados, como el oxígeno, el nitrógeno, el carbono y el hierro. Sin estos elementos, no habríamos existido, ya que son fundamentales para la aparición de la vida. Estas estrellas primordiales no se han observado hasta ahora. Sin embargo, pueden llegar a ser detectables si se magnifican con lentes de gravedad, como en el caso de Earendel.

El descubrimiento de Earendel es solo el principio. Es posible que haya muchas más estrellas lejanas (o incluso más lejanas) esperando a ser descubiertas. "Con Webb, podremos observar estrellas que están incluso más lejos que Earendel, lo que sería increíblemente emocionante", dice Welch. "Vamos a retroceder todo lo que podamos. Me encantaría que Webb batiera el récord de distancia de Earendel".

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto