Árbol Frankenstein, capaz de producir 40 tipos de frutas distintas

Realizando un injerto de distintas ramas y de diferentes árboles, este artista de nombre Sam Van Aken ha creado un árbol muy peculiar que posee 40 clases de frutas distintas en un mismo árbol.

Sam van Aken, artista y profesor de la Universidad de Siracusa en Nueva York, lleva desde el 2008 trabajando en algunos árboles en los que crecen alrededor de 40 clases distintas de frutas de hueso. Este proyecto inició en La Estación Experimental Agrícola de Nueva York, se destinó alrededor de 12 metros cuadrados a este  proyecto, en el que se efectuaron los injertos de los árboles.

Para llegar a obtener este maravilloso árbol, el profesor y artista Van Aken unió las ramas de distintos árboles frutales a un solo tronco básico. Esto lo llevó a Recorrer todo el estado de Nueva York para poder conseguir las ramas de frutas como ciruelas, melocotones, albaricoques y muchas más. No obstante, debió realizar un cronograma de los periodos de floración de las distintas frutas recolectadas. El resultado de todo esto es un árbol muy llamativo en el que crecen diferentes ramas, con flores y frutos distintas.

El profesor Van Aken se crió en una granja, lo que quizá podría explicar que la agricultura sea un tema importante en su obra de arte. Desde muy niño, ya le llamaba la atención y le fascinaba el hecho de poder injertar plantas o árboles. "Me recordó al Dr. Seuss y a Frankenstein" afirmó en una entrevista con la cadena de televisión National Geographic. El proceso de injerto, sin embargo, lleva mucho tiempo. Cada árbol tarda alrededor de cinco años en completarse.

El objetivo de las obras de arte de Van Aken es mostrar la alteración. "Quiero que el árbol se transforme cada día", dijo a infoterio.com.

"Cuando observes los distintos, flores y frutos que crecen en un mismo árbol, también verás las otras cosas de la vida de una manera diferente" afirma Van Aken.

La cadena de televisión National Geographic realizó una entrevista al profesor Van Aken para preguntarle sobre cómo se crearon estos peculiares árboles.

Van Aken tiene ahora dieciséis árboles de este tipo fuera de La Estación Experimental Agrícola de Nueva York, están repartidos por todo Estados Unidos, en ciudades como Nueva York, Massachusetts, Nueva Jersey, Arkansas y California. El crecimiento y la imprevisibilidad fueron las razones por las que tuvo que dedicarle tanto tiempo y esfuerzo a la creación de estos magníficos árboles.

"Estos árboles y a la vez obras de arte cambia constantemente y tienes fruta durante todo el verano", concluye.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto