Salar de Uyuni: El espejo natural y desierto de sal más grande del mundo

Se trata del más grande espejo natural del mundo, pero solo durante la época de lluvias. Y de un suelo blanco y plano con increíbles dibujos de sal cristalizada durante la época seca; ¡bienvenido al Salar de Uyuni!

El Salar de Uyuni es el mayor lago seco con incrustaciones de sal del mundo, con una extensión de 10.582 km² y una altitud de 3.656 m sobre el nivel del mar, en el sur de Bolivia. Se formó a lo largo de decenas de miles de años de transformaciones geológicas. Originalmente, la zona formaba parte de un enorme lago, conocido como lago Minchin, donde el agua lixiviaba la sal de las montañas circundantes. Con el tiempo, el lago se secó y dejó enormes depósitos de sal.

Durante la temporada de lluvias (de diciembre a abril), el agua de los lagos cercanos se desborda sobre la zona extraordinariamente plana, formando un lago poco profundo de hasta 50 cm de profundidad. Esta fina capa de agua transforma el suelo en un enorme espejo que muestra un impresionante reflejo del cielo. Durante la estación seca (de mayo a noviembre), la superficie presenta impresionantes formas hexagonales, que resultan de la cristalización de la sal al evaporarse el agua.

Montañas que rodean el salar de Uyuni durante el amanecer, provincia Daniel Campos, departamento de Potosí, suroeste de Bolivia, no lejos de la cresta de los Andes.

El espesor del salar oscila entre unos pocos centímetros y 11 metros. Es rico en elementos valiosos como el sodio, el magnesio y el potasio. Sin embargo, el recurso más valioso se encuentra en la salmuera azul-verdosa que hay debajo de la corteza: el metal de litio. La salmuera alberga más de 9 millones de toneladas de litio (al menos la mitad de las reservas mundiales de litio) que se depositaron por la antigua actividad volcánica de la región. El litio es esencial para fabricar las baterías recargables que hacen funcionar casi todos los dispositivos electrónicos y los coches eléctricos.

Montones de sal en el Salar en el salar de Uyuni
Montones de sal en el Salar.

El Salar de Uyuni es un entorno duro, pero sigue albergando vida. Hay alrededor de 80 especies de aves migratorias, entre ellas tres especies de flamencos que se congregan en las planicies cada noviembre para reproducirse. Además, el Salar de Uyuni alberga una isla llamada Incahuasi, conocida por sus singulares cactus gigantes.

vídeo, cortesía de Pinterest.

El Salar de Uyuni es un lugar de gran atracción turística en Sudamérica durante todo el año. El momento de la visita depende de lo que se quiera hacer. Algunos turistas prefieren la temporada de lluvias para presenciar el impresionante efecto espejo, mientras que otros prefieren la temporada seca, que les permite conducir por el vasto paisaje blanco hasta parajes que no son accesibles en la temporada de lluvias.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto