Tiempos de pandemia: ¿Cómo nos protegernos de la gripe?

El invierno ya está en marcha; el primer semestre escolar está a punto de terminar y las vacaciones de mitad de curso se acercan. En esta época del año, normalmente tememos más posibilidades de una infección vírica; hoy en día, especialmente con la propagación de variantes de coronavirus. Por lo tanto, es crucial que veamos con más detalle qué es realmente la gripe y cómo podemos protegernos de ella durante las vacaciones sin pánico ni miedo.

¿Qué es la gripe?

La gripe es una infección vírica que afecta principalmente a la nariz, la garganta, los bronquios y, en ocasiones, los pulmones. La infección se caracteriza por la aparición repentina de fiebre alta, dolor muscular, dolor de cabeza y malestar general, tos seca, dolor de garganta y secreción nasal.

El virus se transmite fácilmente de persona a persona, principalmente a través de los estornudos o la tos. El tiempo que transcurre desde la infección hasta la enfermedad, conocido como periodo de incubación, es de unos dos días. La gripe puede afectar a cualquier persona de cualquier edad y tiende a propagarse rápidamente en epidemias estacionales que alcanzan su punto álgido durante el invierno en las regiones templadas.

La mayoría de las personas infectadas se recuperan en una o dos semanas sin necesidad de tratamiento médico. Sin embargo, en los más jóvenes, los ancianos y las personas con otras enfermedades graves, la infección puede provocar complicaciones graves de la enfermedad subyacente, neumonía y la muerte. El mayor riesgo de complicaciones se da en los niños menores de dos años, en los adultos mayores de sesenta y cinco años y en las personas de cualquier edad con determinadas afecciones médicas. Como por ejemplo, enfermedades crónicas del corazón, los pulmones, los riñones, el hígado, la sangre o el metabolismo, o con el sistema inmunitario debilitado.

Los virus de la gripe circulan por todo el mundo; la vacunación es la forma más eficaz de prevenir la infección o los resultados graves de la enfermedad. La vacunación es especialmente importante para las personas con mayor riesgo de sufrir complicaciones graves por la gripe y para las personas que conviven con individuos de alto riesgo o los cuidan. Además, existen varios medicamentos antivirales que previenen y tratan eficazmente la gripe.

¿Qué es una pandemia?

Una pandemia es la propagación mundial de una nueva enfermedad. Una pandemia de gripe se produce cuando surge un nuevo virus de la gripe y se propaga por todo el mundo, y la mayoría de las personas no tienen inmunidad. Los virus que han causado pandemias en el pasado suelen tener su origen en los virus de la gripe animal. La gravedad de las pandemias puede cambiar con el tiempo y diferir según el lugar o la población.

Las personas deben buscar atención médica si experimentan falta de aire o dificultad para respirar, o si la fiebre, y especialmente la fiebre alta, se prolonga más de tres días. Descansar, beber mucho líquido y usar un analgésico para los dolores, es adecuado para la recuperación en la mayoría de los casos de gripe.

¿Cómo protegernos de la gripe en estos tiempos?

  1. Vacúnese en cuanto le toque.
  2. Evite los ambientes concurridos y mantenga el distanciamiento físico.
  3. Utilice una mascarilla bien ajustada cuando no sea posible el distanciamiento físico y cuando la ventilación sea escasa, sobre todo en interiores.
  4. Lávese las manos con frecuencia con agua y jabón, o con un desinfectante de manos a base de alcohol.
  5. Evite tocarse la boca, la nariz y los ojos.
  6. Mejore la circulación del aire en los espacios habitados abriendo las ventanas.
  7. Adopte buenos hábitos de salud, como hacer dieta, ejercicio y dormir bien.
  8. Quédese en casa si está enfermo.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto