Sphyraena o barracuda: Conozcamos este magnífico pez

Las barracudas son temibles peces nocturnos; atacan a sus presas y las desgarran con sus dientes en forma de daga. La barracuda vive en aguas tropicales y subtropicales de todo el mundo, incluidos el océano Atlántico occidental y oriental, el golfo de México, el mar Caribe y el mar Rojo; prefiere vivir en marismas costeras y arrecifes de coral.

El pez barracuda se caracteriza por su color plateado brillante con algunas manchas negras; algunos tipos de este pez, como la barracuda gigante, pueden alcanzar unos dos metros de longitud. Tiene un cuerpo delgado, que es puntiagudo en ambos extremos y más grueso en el centro; su cabeza es plana en la parte superior y puntiaguda en la parte delantera. Su mandíbula inferior sobresale ligeramente y tiene dos filas de pequeños dientes afilados; una inclinada hacia delante y la otra hacia atrás, lo que hace imposible que las pequeñas criaturas escapen del interior de su boca.

Los peces barracuda son buenos nadadores gracias a sus delgados cuerpos, que le permiten desplazarse por el agua con rapidez y suavidad dentro de los estrechos espacios entre los arrecifes de coral y las algas marinas, con una velocidad que alcanza los 58 kilómetros por hora.

La barracuda pertenece a la familia de los Sphyraenidae, la fila de los peces con aletas de raya; al menos 26 especies de ellos recorren los océanos. Algunos tipos de este pez adquirieron sus nombres por sus características físicas; el más famoso es la barracuda gigante, pero también existen la barracuda de cola amarilla, la barracuda de dientes de sierra y la barracuda de aletas afiladas. También hay otros tipos que reciben el nombre de las regiones donde viven, como la barracuda guineana, la barracuda japonesa, la barracuda europea y la barracuda mediterránea.

La barracuda es un pez muy prolífico; su hembra pone aproximadamente 5.000 huevos a la vez. La vida media del pez barracuda es de 14 años, y alcanza la pubertad a los dos años. Aunque la mayoría de las barracudas prefieren vivir en bandadas durante su juventud para protegerse de los grandes depredadores, como los tiburones y las orcas, otras prefieren vivir solas después de la pubertad.

La barracuda se alimenta de pequeños atunes, salmonetes y anchoas. También se le considera un pez camada, que se alimenta de los restos de las presas de otras criaturas marinas, lo que tiene un importante impacto en el ecosistema marino, ya que ayuda a limpiar el agua de los desechos.

Sphyraena o barracuda
Las barracudas son peces muy prolíficas, pudiendo desovar hasta 5.000 huevos a la vez.

En cuanto a su relación con los humanos, hay muchas posibilidades de que los buceadores se encuentren con una barracuda; sin embargo, rara vez ataca o hiere a los humanos. Algunos accidentes raros pueden atribuirse a que la barracuda confunde el reflejo de los objetos metálicos que los buceadores pueden llevar con peces, por lo que intenta atacarlos. Sin embargo, la mordedura de una barracuda suele requerir puntos de sutura debido a sus afilados dientes, por lo que hay que estar siempre atento mientras se bucea.

Por último, pero no por ello menos importante, muchas personas de todo el mundo comen barracudas jóvenes sin ningún problema, pero no es seguro comer tipos más grandes de más de un metro de longitud. La razón es que los peces pequeños de los que se alimenta la barracuda consumen muchas algas que contienen plancton tóxico. Por lo tanto, comerlas puede exponernos también a estas toxinas de las algas, lo que puede provocar un tipo de intoxicación alimentaria conocida como intoxicación por peces tropicales o intoxicación por ciguatera. La intoxicación por ciguatera provoca ataques de fiebre, diarrea severa, reacciones nerviosas y dolores musculares y articulares que pueden acabar en la muerte en algunos casos.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto