Parkour: El arte del movimiento

Correr, saltar y trepar por la ciudad no se limita a Spider-Man o las Tortugas Ninja, sino que ahora es un deporte oficial llamado Parkour. La palabra "Parkour" deriva del término francés parcours, que significa literalmente "el camino" o "el sendero". La disciplina, desarrollada en Francia a finales de la década de 1980, se promocionó a través de vídeos de Internet, anuncios de televisión, documentales y largometrajes, incluida la famosa película de James Bond Casino Royale (2006).

El parkour es una disciplina física no competitiva que consiste en entrenar para moverse libremente por cualquier terreno utilizando únicamente las habilidades del cuerpo; principalmente mediante la carrera, el salto, la escalada, el gateo y otros movimientos que se consideren más adecuados para la situación. El parkour suele realizarse en un espacio urbano; su objetivo es ver el mismo entorno de una forma nueva. No requiere ningún equipamiento; sin embargo, para entrenar nuevos movimientos, una colchoneta o un suelo de muelles pueden ser una opción segura. Iniciado en Francia como actividad militar, el parkour se extendió después a muchos otros países, donde se formaron organizaciones nacionales y locales para ofrecer formación y educación. Aunque algunos teóricos se opusieron a la idea de la competición en el parkour, se crearon organizaciones internacionales como la World Free Running Parkour Federation (2008), la Fédération Internationale des Arts du Déplacement (FIADD; 2012) y el Mouvement International du Parkour, Free Running et l'Art du Déplacement (MIPFA; 2014), con el objetivo de crear una estructura para las competiciones de parkour a nivel mundial. En 2016, Gran Bretaña se convirtió en el primer país en reconocer oficialmente el parkour como deporte. Este deporte también podría practicarse pronto en las escuelas después de que obtuviera el apoyo tanto del Youth Sport Trust como de la Association for Physical Education, que lo describieron como una actividad emocionante y motivadora. El objetivo principal del parkour es desplazarse de un punto a otro de la forma más fluida, eficaz y rápida posible; sus expertos son conocidos como "Traceurs", un sustantivo derivado del verbo francés tracer, que normalmente significa "trazar". En consecuencia, requiere fuerza y aptitud funcional, equilibrio, conciencia espacial, agilidad, coordinación, precisión, control y visión creativa. Algunas personas consideran que este deporte es peligroso, antisocial e incluso criminal. Sin embargo, las pruebas sugieren que estos temores son erróneos, ya que el parkour avala la conexión que la gente puede tener con la ciudad; anima a las personas a trabajar juntas, a aprender unas de otras y a reclamar fugazmente la ciudad como un espacio cívico común. Algunos afirman que el parkour es menos peligroso que otros deportes extremos, como el snowboard y el skate, porque los practicantes no dependen de ningún equipo externo, solamente de sus propios cuerpos. Otros piensan que es mucho más arriesgado que cualquier otro deporte; sin embargo, las estadísticas apoyan la primera opinión. Según la Asociación Nacional de Áreas de Esquí, una media de 41,5 personas han muerto en accidentes de esquí/snowboard cada año durante la última década. Por el contrario, un estudio realizado en Nueva Zelanda en 2013 afirmaba que el 44 % de los aficionados al parkour nunca se han lesionado y no se dispone de cifras oficiales de muertes por parkour. Las lesiones más comunes que pueden derivarse del parkour son esguinces, torceduras, fracturas y tendinitis, además de algunas lesiones graves, que llevan a la baja laboral para recuperarse o incluso a la cirugía. Las lesiones en el parkour son, por lo general, menos frecuentes que las de los deportes de invierno. El riesgo de sufrir daños a largo plazo en las articulaciones por la práctica del parkour puede ser mayor debido a las frecuentes caídas de altura y los saltos; aprender a caer y aterrizar con seguridad ayuda a reducir el riesgo de lesiones. Evitar las lesiones mientras se practica el parkour no es complicado; como en cualquier deporte, hay cosas que se pueden hacer para protegerse. En 2012, el Servicio Nacional de Salud (NHS) informó de un aumento del 14 % en los casos de lesiones deportivas en comparación con el año anterior. Con un estimado de 388.500 personas que fueron tratadas por lesiones relacionadas con el deporte, por lo que si te has lesionado mientras practicabas parkour, entonces no estás solo. Es importante no sobrepasar sus capacidades, ya que puede ser tentador intentar competir con otros mientras se practica la carrera libre. A continuación te ofrecemos algunos consejos que pueden ayudarte a mantenerte seguro mientras practicas el parkour:
  1. Mantente hidratado y asegúrate de que siempre calientes adecuadamente antes de realizarlo;
  2. Entrena con un practicante de parkour experimentado;
  3. Aprende a aterrizar y a caer de forma segura para reducir el riesgo de lesiones;
  4. No practiques cuando estés cansado, ya que tus reacciones serán más lentas.

El parkour mejora la salud física y mental. Ofrece a los ciudadanos una forma de resistir a la creciente privatización que tiene lugar en las ciudades de todo el mundo. Promueve la creatividad, la conectividad y la actividad cívica, al tiempo que muestra las increíbles cosas de las que es capaz el cuerpo humano. En muchos sentidos, el parkour nos ofrece una visión del futuro del deporte, que parece ser brillante e interesante.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto